22 de enero de 2018

Cuando un amigo se va

¿Por qué se ha de temer a los cambios? 
Toda la vida es un cambio
H.G.Wells

Ésta semana, he tenido una cena de despedida: un amigo más que compañero ha decidido cambiar de vida: cambiar de país (no de trabajo), de puesto, de responsabilidades... 

La cena fue muy interesante, por que entre recuerdo y recuerdo de momentos compartidos, de clientes y momentos de crisis, me asombraba escucharle hablando emocionado de la nueva situación, que él está viviendo como un reto apasionante.

Me alegro enormemente por él, cómo no puede ser de otra forma, pero a medida que avanzaba la cena, yo iba asumiendo esa forma en que todos tenemos de entender la evolución de nuestras vidas; todos compartimos una vida, y dentro de ella, caben tantas formas de entender el mundo, que me sigue asombrando llegar a comprender el punto vital en que cada uno nos encontramos;  asumir cómo nos volcamos en función de nuestro momento a partir de la situación personal en que nos hayamos, gestionar los cambios en base a nuestras necesidades vitales es para mi todo un lujo.

Tener la capacidad de abstraerte del exterior para entender las formas de priorizar sin juzgar, se puede llamar coaching, mentoring, se puede llamar vivir, pero en cualquier caso, es sin duda, la forma en que transitamos nuestro camino: no el que nos toca, sino el que decidimos en muchos casos; los cambios tan odiados para algunos, son un privilegio para otros, y sentirse formar parte de la evolución, la manera que muchos entienden de grabar su nombre en la historia...

Banco gratuito Pixabay
Algunos quieren tener hijos, otros plantar un árbol, el momento vital que vive cada uno, entender y respetar a cada uno, para mi es un privilegio, pero escuchar y sobre todo respetar, la felicidad que genera en cada individuo conseguir ese cambio ansiado, saber que ayuda a mejorar la autoestima y a valorarse a si mismo, me parece el mejor regalo, poder compartirlo y vivir las evoluciones en los años, es sin duda, la experiencia más enriquecedora.

La verdad es que voy a echarle mucho de menos, y aunque la tecnología hoy en día nos permite seguir conectados, estoy deseando por supuesto que le vaya bien, y además de conocer los entresijos de su nuevo destino, me encantará saber que todas sus expectativas se cumplen, pero sobre todo, que le supone la evolución que él ahora mismo percibe.

Feliz semana, 

15 de enero de 2018

Utilidad de la escucha activa


"No se puede ganar una discusión. 
Es imposible porque, si se pierde, ya está perdida;
 y si se gana, se pierde". 
Dale Carnegie.


Ésta semana tuve la oportunidad de hablar con un cliente al que hacía mucho tiempo que no veía, y al tratar de ponernos "al día" y preguntar cómo iban las cosas en su organización, me sorprendió contándome un desajuste donde menos me lo esperaba; es evidente que son seres vivos, cambiantes, y que los ajustes también deben serlo y que hay que estar siempre preparado para poder corregir a tiempo.

No se puede nunca obligar a nadie a hacer algo que no entiende, que no quiere hacer... se puede persuadir, puedes intentar dar razones, hacer entender el por que una forma es mejor que la otra, pero jamás debes actuar desde la imposición o corres el riesgo de resquebrajar al equipo.

Debes sentirte fuerte y seguro, pero nunca puedes obviar las opiniones de las personas que te rodean, es el primer paso para el precipicio; si se rompe la confianza en el equipo es imposible conseguir objetivos y multiplicar resultados: conocer a las personas y saber en quién puedes confiar es importante, pero saber el grado de implicación de todo el equipo es un básico de quien aspira a brillar en el firmamento de los negocios.

Imagen gratuita Banco Pixabay
En su momento tratamos juntos el plan estratégico, pero en la actualidad y por un pequeño malentendido, lo que está en riesgo es el equilibrio del equipo; conseguir que sea de alto rendimiento, y que la motivación sea suficiente para no frenar el trabajo de todos se consigue a paso lento, y tranquilo: afianzando, pero que todo eso se caiga puede llevar menos de un minuto y por lo más insospechado, así que mejor, ante la duda, evita y si es necesario, da un paso al lado (no atrás) para poder continuar con más serenidad de conjunto.

Sabemos que gestionar desde el liderazgo no es fácil, y que una parte importante de tu trabajo es estar pendiente de las necesidades de los demás, unir y tender puentes, tal vez la parte más compleja de la actividad: pensar y aunar intereses, pero por eso, es la más necesaria: equilibrista de varias pistas, su función es siempre estar en la central.

Feliz semana! 


8 de enero de 2018

Aprender o triunfar


El fracaso no es lo opuesto al éxito.
Es un trampolín hacia el éxito.
Arianna Huffington


Ésta semana hablaba con una compañera de profesión que ponía el foco de toda mi atención sobre el hecho de priorizar, y saber que hacer antes: nunca imaginé que podía haber dudas pero es evidente que todas las organizaciones tienen su propia forma de moverse y organizarse, así que además de tener claros los objetivos, hay que preguntarse en que dirección quiere moverse la organización para conocer la estrategia y poder llevarla a cabo con éxito.

Si me pregunto si va antes la estrategia o el objetivo, parece que la respuesta será clara... ¿no? pero cuando una organización no tiene claro si es más importante el buen ambiente, el fluir, o el objetivo, irremediablemente está condenada al fracaso; no puedes esperar que el buen ambiente "per se", sea el mejor motivador para conseguir lograr los objetivos del común; a medida que la organización es más variada, necesita objetivos más asépticos y mejor definidos para poder conseguirlos, y sólo cuando están interiorizados y son claros para la dirección se puede implementar un sistema de trabajo que sea agradable para todos los participantes del proyecto, o para la mayoría.

Imagen gratuita Banco Pixabay
Es imposible que sea perfecto para todos, pero es muy factible que mayoritariamente se aproxime a las necesidades de cada uno de los integrantes, y desde ahí que todos se involucren de una manera natural al objetivo común, y ahí precisamente es donde radica la fuerza del equipo, y por tanto, de la organización.

La primera fase para conseguirlo es una selección adecuada, y ya no hablamos de una selección por competencias o por objetivos, que se dan por supuesto, sino que hoy en día una pata importante de la entrevista debe fijarse en los valores del candidato: no es un juicio, simplemente, una forma de conocer quien es compatible con los valores del proyecto tiene una parte importante de la integración ganada, y en consecuencia, más rápida es la consecución de los objetivos y la ayuda al éxito colectivo.

Llegar a conseguir ésta adecuación  supone un proceso, un cambio de identidad para el que las organizaciones se van adecuando paulatinamente, y hay que respetar las emociones tanto propias como las del equipo para que el proceso sea lo más ágil y rápido posible: los early adopters tienen un papel fundamental en ésta etapa, y la dirección debe ser sumamente coherente con los perfiles seleccionados y los fines conseguidos: aprender o triunfar es el lema, y hacerlo con las menos bajas posibles el mayor de los retos.

25 de diciembre de 2017

Feliz Navidad






Banco Gratuito Pixabay



Perdona  y olvida, 
Escucha, comprende y aprende,
Aprecia y Agradece, 
Duerme menos y sueña más.
Celebra y diviértete, 
Ejercita tu cuerpo y también tu mente,
Quiérete mucho y anímate
Comparte y Regala
ENAMÓRATE! 
Habla menos y dí más, 
Evoluciona y se un poco mejor cada día.
Imagina y crea, 
simplifica los problemas.
Hazlo hoy, hazlo YA!
Para estar radiante sonríe sin parar
Simplemente inténtalo...







Feliz Navidad y 2018

18 de diciembre de 2017

Proceso de Selección: ¿masivo... o continuo?


La medida de lo que somos, 
es lo que hacemos con lo que tenemos.
Vince Lombardi


Sabemos que la época que nos toca vivir es la del cambio laboral continuo, y no lo digo tanto por el cambio de organización en la que prestas servicios (que también puede ser) sino por el cambio de habilidades que requieres manejar, aprender y gestionar para poder seguir la senda que el día a día nos acarrea y en muchos casos, nos marca.

La rutina no tiene  cabida, no puedes presuponer saber lo que tienes que hacer, y además eso es lo que se espera de cada una de las personas con las que te relacionas: que siempre estén preparadas para el cambio, que no siempre determinas tú, simplemente la combinación de tecnología, personas, mentes inquietas y el fluir... 

No todo el mundo hoy en día puede trabajar haciendo lo que le gusta, pero aquellos que si lo hacen, además reciben la recompensa del fluir, con lo que más allá de presencialismo, la productividad determina la valía de cada uno de los miembros de un equipo.

Imagen Gratuita Banco Pixabay
Hace unos días, he tenido una interesante charla con un empresario que no delega la selección de personal en nadie, ni externo ni ningún otro miembro de la propia organización, alegando que en 30 segundos bastan para saber si la persona encajará o no en el proyecto; otra sorpresa más que me recuerda lo mucho que disfruto haciendo lo que hago, por que... ¿Realmente en 30´ puedes obtener tanta información? Puedes conocer la actitud de la persona, en eso estoy de acuerdo, pero... de verdad vamos a simplificar tanto las cosas cómo para apostarlo todo a una actitud? Comparto que es fundamental, que es un requisito imprescindible, pero sin duda, existen otras áreas a tener en cuenta: la empatía, la honestidad, la cooperación, la asertividad, una buena escucha activa... siempre dependiendo de la actividad en la que trabajemos, existen premisas básicas que retienes en una entrevista, pero es el día a día quien determina quien continúa en el proyecto.

Tengo la impresión de que hoy en día, si cualquier proyecto se plantease en términos de los reality a los que nos hemos acostumbrado tanto ya, sería mucho más fácil hablar sobre la selección de personas: posiblemente, los participantes (no todos) son los más completos, y después de unas semanas cómo participantes, algunos se hunden, y otros sin embargo, se van creciendo a medida que conocen y se sienten seguros en el rol que se les asigna.

¿en serio vas a dejar escapar el potencial, el talento, por unos primeros 30 segundos que pueden ser confusos? actitud por supuesto, pero hay un trabajo detrás, unas habilidades, que muchas veces no están por desarrollar: simplemente hay que dejarles tiempo para conocerlas...

No suele ser tan importante entrevistar a muchas personas, sino conocerlas y dejar que el propio tiempo se encargue de hacer encajar (o no) en el equipo a los que realmente estén mejor preparados para compartir valores y complementar necesidades.

Feliz semana, 

11 de diciembre de 2017

La simbiosis y los equipos

Las fortalezas están en nuestras diferencias, 
no en nuestras similitudes”
 Stephen Covey

A veces, sólo a veces, tenemos la inmensa fortuna de "fluir" durante horas, tal vez durante días pensando en todo lo que puedes hacer por el proyecto, el tuyo, el de otro, el que sea... sin etiquetas, pero con ganas de colaborar; tal vez, eso es lo que nos ayuda a crecer, a volvernos exigentes con nuestra actividad, y por supuesto, eso es lo que nos obliga a dar lo mejor de nosotros.

A veces, hablamos de competencia, de ser mejor que la persona que tienes al lado, pero realmente, sigue siendo necesario pensar en lo mejor que tienes para ofrecer a otros...

 No se trata de ganar a otros, se trata de ganarnos a nosotros mismos, a ser mejores que todos los que rodean, y lo hacemos pensando que esa es la mejor solución, andando así una parte importante del camino, pero la de fondo, la que le da consistencia, es ser consciente de que es justamente la diversidad la que hace avanzar al equipo.

Imagen gratuita Pixabay 
De una forma u otra, es importante y todos somos únicos para conseguir la felicidad en el trabajo, tal vez, sea lo más inusual, o más bien, lo más poco habitual para conseguir la unidad en la diversidad, o la diversidad de lo único... en éste caso, el orden de factores no altera el producto, pero es evidente, que trabajar con tu igual... pero diferente, es lo único que te va a salvar, o a hacer conseguir, el objetivo común, y en ello, te va el propio... no te olvides!!! 

Por qué lo digo¿ ? pues por una interesante charla que he tenido ésta semana, (y eso que ha sido corta!) con un empresario, alguien que no sabía como enfocar la mayor de las fortunas: una diversidad en el equipo, un contraste de personas y puntos de vista que no hacen nada más que mejorar y sanear el negocio, el propio y el de todos: nos hace coopetir, y no se me ocurre nada más sano que ésto... ¿te atreves? 

Feliz semana....

4 de diciembre de 2017

Comunicación como base de la disrupción

Si nos fijamos en lo mejor de nuestros colaboradores, van a florecer.
Si criticamos o miramos lo peor, se van a marchitar.
Todos necesitamos un montón de riesgo.
Richard Branson


Los que conocéis éste blog,sabéis lo importante que es para mi una buena conversación, la forma en que más y mejor aprendemos es involucrándonos, y para mí, eso pasa inevitablemente por saber en qué me involucro, y optar entre las alternativas que tengo a partir de la situación de partida.

Me han pedido impartir una formación para un equipo que tiene problemas de comunicación, y eso para mí es un regalo envuelto con lazos y pegatinas; en serio, es posible que a éstas alturas no hayamos aprendido a comunicarnos? podemos equivocarnos, podemos tener una visión simplista, individualizada, pero... no ser capaz de hablar y compartir con otro departamento?? 

Imagen Gratuita Pixabay
El tercer sector es un reducto que a lo mejor ha simplificado la necesidad de funcionar como organización privada, y ahí está en parte el fallo; es difícil si no tienes un objetivo (común e individual) parametrizar si estás haciendo bien o mal las cosas, o en que grado debes desenvolverte para cambiarlas, pero sobre todo, cuesta mucho ser proactivo para efectuar las modificaciones necesarias para situarte con alguna ventaja, antes de que sea tarde respecto al mercado, es decir, necesitas saber en que punto estás y en cual la realidad social y económica, antes de tomar consciencia de cómo puedes ayudar al colectivo que representas.

Trabajar en éste entorno es para mí siempre un reto, generar las sinergias para conseguir que además de ese servicio al usuario pueda ser rentable, autónomo, es para mi una referencia, ya que sólo concibo un servicio en modo de autosuficiencia; es posible que muchas personas no se puedan permitir pagar un servicio, pero para los que si pueden hacerlo... que premisas deben cumplirse para que estén satisfechos asumiendo esas cuotas, pagando los servicios parametrizados y ofrecidos? 

Una buena sesión de Canvas, hablar de parámetros de norma de calidad, y unas buenas risas espero que sean suficientes para averiguarlo.

El próximo fin de semana lo descubriremos...

Feliz semana!