20 de marzo de 2017

Los amigos de mis amigos...


 Serendipia es descubrir algo bueno, 
sin buscarlo.


¿Cuántas veces habremos escuchado esta frase en nuestra vida? Pues a lo largo de la trayectoria profesional, me estoy acostumbrando a tenerla como bandera, ya que es muy habitual, cada vez más, que por referencias se llegue a contratar un profesional, pero no referencias curriculares (que también) sino de alguien que te conoce, que ha trabajado contigo, y que sabe que un cliente necesita un perfil como el tuyo.

Me canso de contar en cada entrada de este blog, o allá donde voy, que emprender es un camino maravilloso, el mejor proceso de coaching que uno puede vivir, y en el que seguro sales transformado sin remedio ni reparos…

Esta semana me he encontrado respondiendo la llamada de una persona que precisamente contactó conmigo por un trabajo que hice 2 años atrás…( 2 años!!! ) y con el que el cliente compartimos además de visión y misión de negocio, muy buenos momentos.

Banco gratuito Pixabay CC0
Trabajar es fácil si el para qué es claro, y aunque personalmente no me supone ningún problema no compartir el objetivo (mi profesionalidad me lo impide) mi ética si se encuentra más cómoda cuando sucede, así que he tenido una primera reunión, y la verdad es que me ha encantado comprobar que va a ser fácil trabajar con ésta persona, y ayudar en esa gestión de cambio que tanta falta les está haciendo.

Voy a disfrutar nuevamente de la aventura, pero especialmente, estoy muy orgullosa de haber llegado a este trabajo, por la relación de confianza de ese cliente que me ha recomendado, además de doblemente responsable para que salga todo bien, me siento doblemente feliz de tener la posibilidad de hacerlo por esta vía, por un amigo de un amigo que un día me presentó a…

Yo buscaba empleo, y me encontré trabajo… bendita serendipia.


Feliz semana

13 de marzo de 2017

El heroísmo transformador


El verdadero heroísmo está en transformar
los deseos en realidades y las ideas en hechos.
Castelao

Hay equipos y equipos, y personas y personas.
Vivimos un tiempo tan nuevo, tan genéricamente innovador, que nunca sabes donde vas a encontrarte la clave del éxito, sea personal o profesional.
 Hace días, he trabajado con un equipo (más bien grupo) dedicado a un colectivo de profesionales; siempre los colegios son para mí fuente de alegría, orgullo, y especialmente aprendizaje, pero en este caso concreto, todos esos sentimientos se han visto multiplicados por la inevitable vinculación personal que hacia ellos tengo.
 Es duro despertarse una mañana y descubrir que todo aquello que conocías ha terminado, que el famoso “por que lo digo yo” no es válido, y como gestionar la cooperación intergeneracional, en muchos casos se vuelve ciencia ficción al chocar trenes que llevan igual dirección y diferente sentido: unos llegan, y otros están saliendo de la estación, es decir, algunos llegan al ámbito laboral y tienen todas las ganas y mucha ilusión, fuerza, compromiso… y otros están tachando días en el calendario para empezar a disfrutar la jubilación.

Imagen CC0 Banco Pixabay
Si además de eso, sumas el diferente tipo de lenguaje, las costumbres personales, los hábitos y las ganas de agradar del recién llegado, lo único que puedes conseguir es que el propio conjunto de personas pierdan identidad grupal, que resulte difícil tener visión de conjunto, e imposible estar motivado para los objetivos comunes; darle la vuelta a esto se gestiona a través de un proceso de gestión de cambio, y aunque a veces, tienes que gestionar también “el dogma de fé” que supone para el cliente, es inevitable, todos son conscientes que si hacen algo pueden fallar, pero sino hacen nada, están condenados al fallo inevitablemente: trabajar entre el susto fuerte o la muerte no es agradable, pero también es un reto maravilloso con el que te encuentras en la obligación de sacar lo mejor de ti, y eso, no hay nada que le haga subir más y mejor la adrenalina a una apasionada de negocio y personas como lo soy yo.
 Es un camino largo, tenemos trabajo para semanas, posiblemente meses, pero es reconfortante llegar a casa y analizar y reflexionar con calma sobre los avances, único motor para levantarme una mañana más, y volver a la rutina que ya nunca lo vuelve a ser…

Feliz semana!!!

6 de marzo de 2017

El trabajo te da, lo que la vida te quita



Todo es difícil, y todo 
lo que vale la pena es difícil
Havey Keitel


Cuando tienes una mala semana, un mal día en el plano personal y tienes obligaciones por cumplir, hay un punto en el que te planteas si merece la pena seguir…

Los compromisos adquiridos, las obligaciones con clientes, socios o tu propia familia, el entorno te hace tirar y no bajarte del mundo. Esta semana he tenido la posibilidad de encontrarme cara a cara con un grupo de personas para hablarles sobre tácticas efectivas de presentación de proyectos, lo que viene siendo un elevator speach y lo que un inversos espera conocer y la forma en la que atrapar su interés.

Preparando esa ponencia, repasando mentalmente alguno de los momentos que he vivido a lo largo de esta etapa que hace YA 3 años comenzó, me di cuenta de lo importante que era y lo necesario para mi volver a retomar el completo de mi actividad, pese a las dificultades del plano personal que me ha tenido alejada de este espacio unas semanas, gracias a esos maravillosos equipos y su aportación a mi tranquilidad me he sentido con fuerzas para volver, esta vez si cabe más convencida y agradecida de todo lo que estoy viviendo, pero sobre todo, por todo lo que me rodea que me ayuda a ser mejor y mejor cada día.

Cuando hablamos de mentoring o coaching, me gusta recordar que emprender es la mejor manera de ser coach y coachee todo a la vez, y todo en la misma persona; te desdoblas, y acabas aprendiendo y viviendo la experiencia de 2 maneras muy contradictorias y complementarias; posiblemente esta semana, gracias a la energía limpia, a la solar y a las casas eficientes, he llegado a una pregunta, pero sobre todo a una respuesta poderosa… para mi!

En esta ocasión, en vez de una foto, comparto un link de esa chispa que me ha devuelto la sonrisa, espero que os guste 

Proyecto de biomasa, tan cerca, tan importante para la sostenibilidad...

Banco Imágenes de Google


Siempre digo que enseñar, que formar y acompañar en un proceso a cualquier organización es aprender dos veces; me siento feliz de poder hacerlo hoy con todo lo vivido a lo largo de este tiempo alejada del blog; prometo no volver a hacerlo sin una buena, muy buena causa…


Feliz semana 

6 de febrero de 2017

Tú táctica, tú estrategia

Todos los hombres pueden ver
 estas tácticas por lo que conquistar,
pero lo que nadie puede ver es
 la estrategia de la que se desprende la victoria.
Sun Tzu


Me encanta estar interconectada con el mundo; desde una pequeña pantalla, puedes descubrir o afinar aquellas cosas que ocurren a muchos km de distancia, en lugares remotos o desconocidos y saber que sigues aprendiendo pese a las barreras del idioma, de la cultura, del pensar...

Fluir, fluir es algo vital para mi (creo que para todos) hoy en día, y nunca sabes donde vas a hacerlo, ni con quién, me explico: hace meses que trabajo en un proyecto, un poco sin rumbo, a veces desorientada por los vaivenes del cliente que de pronto se vuelven tuyos, y al final... 
Banco gratuito Pixabay


No se trata de ganar o perder, mucho menos de buscar rivales o trepar, sólo de conocer cual es tu momento y dejarte llevar por él; eso también es estrategia, es táctica, es conocer y saber que eres tu mejor versión, y que la empresa más importante en la que vas a trabajar a lo largo de tu vida profesional, se llama TÚ.

Cada proyecto, cada cliente es un reto; no dejes nunca de ser quien eres y sobre todo, nunca dejes de ser tu mejor versión; si no es el momento, no es tu culpa, y al final, siempre sale el sol: o ganas, o aprendes... ;)

No es saludable que te dejes vencer, no es bueno que tengas dudas, pero es mucho peor quedarse con la sensación de vacío, de no haber hecho todo lo posible por conseguir el resultado esperado; no siempre se está a la altura, a veces eres excesivo para un proyecto, por fuerza, por capacidad o ganas, pero cuando las cosas no salen bien, hay que saber que una retirada a tiempo es una victoria.

No dejes de intentar, nunca dejes a un lado una idea, puede que lo que ocurra es que no sea la idea adecuada para ese cliente, pero la idea siempre será válida, o puede simplemente que el momento llegue cuando no lo esperas para salvar una situación insospechada! 

Feliz semana


30 de enero de 2017

Y tú... ¿Alineas o Alienías?

La fuerza reside en las diferencias, 
no en las similitudes.
Stephen Covey

Esta semana he tenido la inmensa fortuna de tener una reunión con un responsable de talento y gestión de RRHH...

Lo digo así, casi en mayúsculas por que a veces, se nos olvida en el día a día, que como las meigas, haberlos, haylos, y es que es un placer cuando estás abducido por el día a día, y metido en tu pelea y tarea diaria, encontrarte con alguien a quién no explicar el por qué del trabajo en equipo, o como sacar el  mayor partido a la gestión del talento en la organización.

Se nos llena la boca sobre retención del talento, o en el peor de los casos sobre las colas que estarían dispuestas a formar las personas por formar parte de nuestros equipos, como si las personas fuesen mágicas, y todos estuviésemos esperando a la que llegue a nuestra organización para dar sentido a nuestro equipo ideal, de alto rendimiento; amor romántico ha dañado esta concepción también! así que trabajar mano con mano con alguien que realmente se mete en el fango y que sabe la importancia de contar con las personas para poner a cada uno en el lugar que merece, para mi es un privilegio, y además es divertido; entiendo que ver desde la barrera el proceso te da una objetividad y al mismo tiempo una serenidad que no siempre es bien entendida por los propios afectados, pero una parte de la estrategia es la capacidad de tener visión de futuro, y saber hacia donde va el equipo, y como llevarlo hasta allí no es evidente a los ojos de todos, menos, cuando no todo el mundo está preparado para escucharlo.

A veces, y sólo a veces, hay que tomar decisiones que son dolorosas, por lo incomprendidas del momento, pero no por que sean malas, sino por que llevan al equipo al desconcierto, y también en esos momentos de zozobra sacas lecturas interesantes: no es lo mismo trabajar cuando las cosas son fáciles, que cuando se complican: ahí es cuando realmente ves la capacidad de cada una de las personas que te rodean, y a que te pueden ayudar, desde que puesto.

Banco Gratuito Pixabay
La parte más difícil de todo esto, es llegar a conseguir en todo este proceso no alienar al equipo, en conjunto, o de forma individual, ya que ese es el auténtico reto de cualquier gestor: sacar lo mejor de las personas, ponerlo al servicio del equipo, sin que nadie se lastime o quede herido de forma que abandone; existe una delgada línea entre alinear y alienar al equipo, y la primera de las tareas principales de cualquier gestor que quiere serlo, es manejarla y saber donde se encuentra para no cruzarla nunca.

¿Has trabajado alienado y/o alineado? ¿compartes donde está tu punto crítico o de intersección para no caer en el lado oscuro? 

Feliz semana :)

23 de enero de 2017

Retorno al equipo


No intentes ser el mejor de tu equipo.
Intenta que tu equipo sea el mejor

Esta semana me ha tocado trabajar con un grupo de personas que quieren ser un equipo; digo esto, por que todos trabajan en el mismo espacio físico, para la misma empresa y respetan normas comunes, pero cada uno... a su manera.

Me fascina escuchar y observar el comportamiento humano y el razonamiento cuando nos sentimos seguros, y nos sabemos apoyados, y en este caso, de nuevo, he disfrutado mucho, y casi estoy por decir, que he aprendido yo, más que mis compañeros de aula.

Es difícil conseguir en 3 jornadas un cambio, pero ha sido suficiente para levantar espíritus y despertar conciencias; mezclar diferentes generaciones en un mismo trabajo genera además de la evolución y el aprendizaje, la frescura de ideas y al mismo tiempo, los errores repetidos por parte de unos y otros: la falta de modestia, y el exceso de ego son malos compañeros para generar una cohesión fuerte por que las visiones de las necesidades, derechos y obligaciones del equipo se perciben de maneras muy distintas, y además, poco complementarias.

Jugar a hacer novatadas, esquivar responsabilidades, son malas compañeras cuando se busca un equipo de alto rendimiento, pero sobre todo, son un error manifiesto para las empresas que quieren sobrevivir en el S.XXI.
Imagen Gratuita Pixabay

No se puede matar moscas a cañonazos, pero no puedes enseñar a los nuevos a costa de hacerles pasar siempre por las peores situaciones, ni jugar a dejar el trabajo más ingrato; no hay mejor forma de frustrar al recién llegado ni manera más sencilla de conseguir que la misión de la empresa se vea relegada a una bonita frase hecha en la página web.

Inténtalo, y de nuevo estarás consiguiendo que el talento tarde menos de lo que esperas en volver a salir al mercado, y dejarse seducir por cualquier otra organización que pueda cumplir sus expectativas.

La mejor forma de ajustar el mercado laboral, es asegurarnos todos, desde hoy mismo que le damos la oportunidad a cualquiera de las nuevas incorporaciones, por que haciéndolo nos la damos a nosotros mismos.

Feliz semana...


16 de enero de 2017

Retos de principios de año

El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, 
es cómo el que ara y ara y no siembra.
Platón


Comenzar un año de trabajo a veces encaja con los nuevos propósitos: tener una vida diferente, para hacer cosas distintas y gestionar proyectos de formas diferentes.

Esta semana he comenzado a trabajar de nuevo con un equipo para aprender a gestionar emociones, pero especialmente para llegar a objetivos marcados y que permitan cooperar y coopetir...

La época que vivimos avanza tan rápido, y los cambios son tan vertiginosos que es imposible analizar quien es tu competidor si muchas veces es fácil encontrarte con esa persona compartiendo un proyecto.

La magia de conocer el entorno hace necesario saber que cosas pueden resultarte útiles y cuando son necesarias para poder desarrollar nuevas habilidades.

Estoy desarrollando el plan de acción para trabajar con ellos en la necesidad de ser un nuevo y mejorado gestor de proyectos, pero lo mejor de todo es que son sus propios proyectos, es necesario que lo sientan así, ya que sólo se puede trabajar desde la posibilidad de involucrar de manera completa a cualquiera de las personas implicadas, y es necesario asumir los errores, los posibles y los que no se pueden prever.

Por si no es visible, o palpable, estoy tremendamente emocionada, y es que arrancar nueva etapa con un proyecto entre manos que te permita dar un salto cualitativo es básicamente una experiencia emocionante y un reto imprescindible para cualquier mente curiosa.

Estoy deseando empezar, y es que sólo así podremos aprender y vivir la experiencia de la integración, que al mismo tiempo es una posibilidad de desarrollar una nueva y útil perspectiva.