11 de diciembre de 2017

La simbiosis y los equipos

Las fortalezas están en nuestras diferencias, 
no en nuestras similitudes”
 Stephen Covey

A veces, sólo a veces, tenemos la inmensa fortuna de "fluir" durante horas, tal vez durante días pensando en todo lo que puedes hacer por el proyecto, el tuyo, el de otro, el que sea... sin etiquetas, pero con ganas de colaborar; tal vez, eso es lo que nos ayuda a crecer, a volvernos exigentes con nuestra actividad, y por supuesto, eso es lo que nos obliga a dar lo mejor de nosotros.

A veces, hablamos de competencia, de ser mejor que la persona que tienes al lado, pero realmente, sigue siendo necesario pensar en lo mejor que tienes para ofrecer a otros...

 No se trata de ganar a otros, se trata de ganarnos a nosotros mismos, a ser mejores que todos los que rodean, y lo hacemos pensando que esa es la mejor solución, andando así una parte importante del camino, pero la de fondo, la que le da consistencia, es ser consciente de que es justamente la diversidad la que hace avanzar al equipo.

Imagen gratuita Pixabay 
De una forma u otra, es importante y todos somos únicos para conseguir la felicidad en el trabajo, tal vez, sea lo más inusual, o más bien, lo más poco habitual para conseguir la unidad en la diversidad, o la diversidad de lo único... en éste caso, el orden de factores no altera el producto, pero es evidente, que trabajar con tu igual... pero diferente, es lo único que te va a salvar, o a hacer conseguir, el objetivo común, y en ello, te va el propio... no te olvides!!! 

Por qué lo digo¿ ? pues por una interesante charla que he tenido ésta semana, (y eso que ha sido corta!) con un empresario, alguien que no sabía como enfocar la mayor de las fortunas: una diversidad en el equipo, un contraste de personas y puntos de vista que no hacen nada más que mejorar y sanear el negocio, el propio y el de todos: nos hace coopetir, y no se me ocurre nada más sano que ésto... ¿te atreves? 

Feliz semana....

4 de diciembre de 2017

Comunicación como base de la disrupción

Si nos fijamos en lo mejor de nuestros colaboradores, van a florecer.
Si criticamos o miramos lo peor, se van a marchitar.
Todos necesitamos un montón de riesgo.
Richard Branson


Los que conocéis éste blog,sabéis lo importante que es para mi una buena conversación, la forma en que más y mejor aprendemos es involucrándonos, y para mí, eso pasa inevitablemente por saber en qué me involucro, y optar entre las alternativas que tengo a partir de la situación de partida.

Me han pedido impartir una formación para un equipo que tiene problemas de comunicación, y eso para mí es un regalo envuelto con lazos y pegatinas; en serio, es posible que a éstas alturas no hayamos aprendido a comunicarnos? podemos equivocarnos, podemos tener una visión simplista, individualizada, pero... no ser capaz de hablar y compartir con otro departamento?? 

Imagen Gratuita Pixabay
El tercer sector es un reducto que a lo mejor ha simplificado la necesidad de funcionar como organización privada, y ahí está en parte el fallo; es difícil si no tienes un objetivo (común e individual) parametrizar si estás haciendo bien o mal las cosas, o en que grado debes desenvolverte para cambiarlas, pero sobre todo, cuesta mucho ser proactivo para efectuar las modificaciones necesarias para situarte con alguna ventaja, antes de que sea tarde respecto al mercado, es decir, necesitas saber en que punto estás y en cual la realidad social y económica, antes de tomar consciencia de cómo puedes ayudar al colectivo que representas.

Trabajar en éste entorno es para mí siempre un reto, generar las sinergias para conseguir que además de ese servicio al usuario pueda ser rentable, autónomo, es para mi una referencia, ya que sólo concibo un servicio en modo de autosuficiencia; es posible que muchas personas no se puedan permitir pagar un servicio, pero para los que si pueden hacerlo... que premisas deben cumplirse para que estén satisfechos asumiendo esas cuotas, pagando los servicios parametrizados y ofrecidos? 

Una buena sesión de Canvas, hablar de parámetros de norma de calidad, y unas buenas risas espero que sean suficientes para averiguarlo.

El próximo fin de semana lo descubriremos...

Feliz semana! 

27 de noviembre de 2017

Motivaciones versus Conflictos

Cuando tratamos de ser mejor de lo que somos, 
todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor.
Paulo Coelho

Esta semana he tenido la inmensa fortuna (así lo siento) de hablar con un par de personas sobre cómo motivar a un equipo, a tu equipo y no morir en el intento.

Es evidente que cada organización tiene sus propias limitaciones, y sus propios puntos fuertes, pero no es menos cierto que sumar en casi todas las ocasiones, multiplica, y que si hablamos de equipo y de que esté motivado, no es una opción, es obligación sumar: o eres parte del problema o de la solución.

Hablábamos de equipos de alto rendimiento, y también si ésto resulta más fácil con un equipo maduro o con un equipo por cimentar, ¿la verdad? no creo que haya una respuesta mejor que la otra; simplemente, se trata de voluntad, y cuando tienes un equipo con ganas, da igual el tiempo que hace que lo forman.

Tal vez, el matiz está en la persona que los lidera, no tanto en el tiempo que se conocen, ya que es importante ejercer de líder, no solamente tener el título; no vamos a descubrir aquí lo que hacen, sólo ponerlo en valor, por que es uno de los trabajos más difíciles y duros que te puedes encontrar: conocer las motivaciones, casarlas con las necesidades empresariales, y no morir en el intento, se merece mucho más que un reconocimiento, se merece la admiración y el respeto más absoluto.

Volverte consciente de la responsabilidad con tu equipo, la obligación de no fallarles, o la humildad para corregir haciéndolo, es básico: saber que no siempre estarás a la altura, que también tienes derecho a equivocarte, y no desfallecer, no es apto para todos los perfiles y de ello, depende el éxito de todo el proceso que genera.

Banco Gratuito Pixabay
Es evidente que un equipo más y mejor motivado, se aleja exponencialmente del conflicto, y viceversa! así que si gestionas personas, seas líder, seas jefe, seas un híbrido entre esas figuras buscando resultados, nunca dejes de perseverar y conoce a tu equipo: habrá muchas sorpresas, no todas serán buenas, pero el proceso de aprendizaje y crecimiento profesional y personal no es comparable con nada más.

¿te lo vas a perder? Empieza ya a conocer a tu equipo, a buscar su propia motivación y no dejes nunca de compartir los resultados o las dudas, para lo bueno y lo malo, sólo va a salir bien si compartes lo que está pasando, incluso tus reticencias: generarás confianza, seguridad, honestidad... ingredientes básicos para avanzar de grupo a equipo, y por tanto, primer paso para llegar al alto rendimiento.

Feliz semana!!



20 de noviembre de 2017

Café para todos, decide la manera

El éxito no es la clave de la felicidad;
la felicidad es la clave del éxito; si 
amas lo que haces, tendrás éxito.
Albert Schweitzer


Me encanta la motivación como conversación de café, últimamente parece tema recurrente y paradigma de salvación de muchos negocios; tal vez, asumido el proceso coaching como reflejo de una realidad que nos ha costado asumir, ahora tenemos que ir un paso más allá para poder intentar alcanzar la realidad que nos rodea.

Es evidente que la realidad de la empresa en la actualidad va por detrás de las personas, las inquietudes de cualquiera de los colaboradores es siempre un motor, no sólo de cambio sino en muchos casos, de provocación, y en esa situación... ¿Quién puede realmente decir cómo se motiva a una persona de tu equipo? pues tan fácil o tan complejo cómo conocerla: lo que para mi puede ser motor de cambio, para mi compañero de al lado puede ser un freno, y viceversa.

Ya no se trata de que nos interese lo mismo: el objetivo global es conjunto, eso nos une, es lo que tenemos en común, pero lo que nos mueve para llegar a él, es lo que nos hace además de diferentes, únicos y válidos e interesantes para el global.

A todos nos han pedido esforzarnos, ser profesionales, cambiar hábitos... pero ¿qué ocurre con la empresa? ¿Acaso no debe cambiar también hábitos? No por el colaborador, de manera egoísta por si misma y su supervivencia y posición de ventaja en un mercado global como el actual; es más fácil conocer los gustos y necesidades de tu mercado si conoces el entorno que le interesa, que necesitan...

Banco Gratuito Pixabay
Ésta semana he hablado con un empresario que tenía claro, que no sabía que hacer para que su equipo funcionase, pero lo más duro (para mi) fue descubrir que esperaba que todos ellos estuviesen contentos haciendo lo de siempre, sin cambios si quiera en transversal de posiciones laborales para aprender, para generar.

Es evidente que siempre la realidad supera la ficción, pero cuando crees que lo obvio está a la vista de todos, te encuentras islas, formas de trabajo que te reencuentran con tu actividad, y te ponen un caramelo en la mano cómo éste: en vez de ser el equipo el desmotivado, y sin ser consciente, es el propio empresario quién lo está: creencias auto limitantes que frena a todo el equipo.

¿motivación antes o despues que adaptación a la realidad? ¿motivación, o autoconocimiento?  no, en realidad, siempre juntas.

Feliz semana,

13 de noviembre de 2017

Quién forma parte de mi equipo?


Nunca dudes que un pequeño grupo de personas 
comprometidas pueda cambiar el mundo.
De hecho, es lo único que lo ha logrado.
Margaret Meade.



Me ha encantado esta frase, a la que posiblemente he llevado por pura serendipia, y es que resume a la perfección uno de los últimos trabajos que he desarrollado.

Hace tiempo que defiendo ésta idea, de hecho soy una convencida de que en el medio plazo, es la única forma de actuar; desde el conocimiento, la pasión, el gusto por lo que estás haciendo... y la mejor forma de lograr objetivos, hacerlo rodeándote de "tu tribu", aquellos con los que te relacionas como tus pares, tus iguales en los que reconoces tus carencias sin temor a que se usen en tu contra, y por supuesto, poniendo tus fortalezas a disposición.

La simbiosis es indiscutiblemente útil para aquellos que tienen la fortuna de conseguir encontrar la mal llamada "media naranja" 

Cada vez más, no se trata de mitades, sino de engranajes con piezas completas, aquellas que hacen vibrar y tocar el alma de cualquier proyecto, y eso, sólo se consigue con mucha cabeza para respetar la diversidad y mucho corazón para poner lo mejor de uno por ganas, nunca desde la obligación.

Una de las mejores cosas que tiene mi profesión, es que te pone frente a frente con mucha frecuencia con la necesidad y la obligación de tener una mente muy abierta para poder entender las motivaciones de la persona que tienes enfrente, a tu lado, detrás...


Banco gratuito Pixabay
Aprender a no ser el centro del mundo, y poner en valor la visión de quién te rodea, es uno de los ejercicios más sanos que sin duda puedes y debes ejercitar para ser capaz de seguir creciendo y desarrollándote en el plano profesional, y por tanto, también en el personal.

Cada año que pasa, afianzo mi tribu, también es verdad que desecho a personas que no comparten mi visión, y desde el respeto más absoluto, las coloco en el lugar que les corresponde dentro del momento vital que me toca.

Feliz es una palabra que últimamente sale mucho cuando alguien me pregunta como estoy, y a continuación llega  ¿y cómo lo has conseguido? 


Rodeándome de un pequeño grupo, de personas comprometidas...

Feliz semana!! 

6 de noviembre de 2017

Esfuérzate que llegará la recompensa

No obtienes lo que deseas, 
obtienes aquello por lo que trabajas

Si una frase tengo grabada a fuego de mi infancia es ésta... esfuérzate, esa es la única manera de conseguir lo que quieres, y sobre todo, disfruta lo que haces... los resultados, el éxito llega sólo...

Mi padre se pasaba horas aleccionándome en éste sentido, y supongo que en el fondo (o no tanto) fue calando el mensaje desde que era bien niña; ésta semana he estado visitándole, y cómo cada año en estas fechas le pongo al día de cómo evolucionan sus enseñanzas.

Banco Gratuito Pixabay
Hace bien poco he conseguido uno de los objetivos perseguidos desde hace al menos 5 años, (tempus fugit) y no podía por menos que celebrarlo junto a él; el destino, tal vez el azar o la suma de esfuerzos me han llevado de la mano donde un cliente que hace todo ese tiempo persigo, soñaba con poder trabajar con él y fíjate por donde, cuando ya creía haber tocado todas las opciones posibles, apareció una frente a mi fácil, sencilla, lógica... no forzada.

¿Qué tiene que ver todo ésto con el trabajo? Pues el azar me puso frente a frente con la posibilidad, pero mi conocimiento, mi expertise, mi camino a lo largo de los últimos años ha resultado determinante para que la conversación fuese fluida y al mismo tiempo con un hilo conductor claro enfocado a trabajo, a colaboración y posibles sinergias: me hizo comprender de inmediato el concepto de esfuerzo, y sobre todo, el concepto de que a esa conversación de 40 minutos no llegué por un trabajo, por una tarjeta de visita, sino que llegué por muchos años de aprendizaje, de prueba y error, de descubrir caminos que no me resultaban válidos, por equivocarme y por supuesto, por los aciertos.

Todo aderezado con una pizca de paciencia y un mucho de pasión por aquello que hago, por todas las cosas por las que trabajo y lucho a diario siendo feliz en el camino, disfrutándolo de manera plena, y sabiendo siempre que lo que hago está centrado en mi interés, en mi pasión y sólo a partir de ahí dejándome sorprender por el día a día...

Feliz semana!!  






30 de octubre de 2017

Aprender a vivir con los retos


El secreto no es correr detrás de las mariposas, 
es cuidar el jardín para que ellas vengan a ti.
Mario Quintana

Nada mejor que una cena con amigos para echarte unas risas, olvidarte de los problemas, o valorar alternativas a los que tienes sobre la mesa; lo bueno que tiene la multiculturalidad y la pluralidad de nuevas profesiones es las conclusiones tan interesante y la innovación, en estado puro, sentados en una mesa y entre plato y plato, arreglamos el mundo o al menos, contribuimos a mejorar el propio.

Autónomos, funcionarios, personas en paro, trabajadores por cuenta ajena...¿qué tenemos en común? que nos conocemos desde hace más de 10 años, que compartimos una serie de anécdotas, de vida, de experiencias en común y que tenemos la confianza suficiente para saber cuales son nuestros puntos fuertes y débiles, que si necesitamos un tirón de orejas o un feedback sincero, podemos preguntar sin miedo a que nos halaguen la oreja: simplemente la verdad...

Privilegiada por éste grupo de personas a mi alrededor, y más por poder conjugar tiempo de ocio hablando de inquietudes: compartir es la forma en que yo concibo el mundo, cómo me recordaban ésta misma semana, coopetir es la manera que a diario me da fuerzas para aprender y ser mejor, a nivel personal y profesional.

Banco Gratuito Pixabay

A medida que pasan años, la vida te pone frente todo aquello que necesitas aprender para madurar y vivir tranquilo, y en mi caso, los retos que me plantea en la actualidad, precisamente tratan de ésto, de ser capaz de pensar con calma y dejarme llevar; es difícil para mi, acostumbrada a estar preparada para todo, y a que mejor hacer algo con la urgencia de ayer, pero con el detalle de mañana: sin prisa y sin ninguna duda, sin ninguna pausa.

La experiencia siempre te da una visión pausada y calmada de las cosas que haces, de tus proyectos, así que en éste caso, ser capaces de seguir riéndonos juntos tanto tiempo después, de las cosas que nos van pasando, para mi es la mejor demostración de que algo he hecho bien cuando tantos años después me puedo permitir seguir manteniendo mariposas en mi jardín...

Feliz semana,