13 de noviembre de 2017

Quién forma parte de mi equipo?


Nunca dudes que un pequeño grupo de personas 
comprometidas pueda cambiar el mundo.
De hecho, es lo único que lo ha logrado.
Margaret Meade.



Me ha encantado esta frase, a la que posiblemente he llevado por pura serendipia, y es que resume a la perfección uno de los últimos trabajos que he desarrollado.

Hace tiempo que defiendo ésta idea, de hecho soy una convencida de que en el medio plazo, es la única forma de actuar; desde el conocimiento, la pasión, el gusto por lo que estás haciendo... y la mejor forma de lograr objetivos, hacerlo rodeándote de "tu tribu", aquellos con los que te relacionas como tus pares, tus iguales en los que reconoces tus carencias sin temor a que se usen en tu contra, y por supuesto, poniendo tus fortalezas a disposición.

La simbiosis es indiscutiblemente útil para aquellos que tienen la fortuna de conseguir encontrar la mal llamada "media naranja" 

Cada vez más, no se trata de mitades, sino de engranajes con piezas completas, aquellas que hacen vibrar y tocar el alma de cualquier proyecto, y eso, sólo se consigue con mucha cabeza para respetar la diversidad y mucho corazón para poner lo mejor de uno por ganas, nunca desde la obligación.

Una de las mejores cosas que tiene mi profesión, es que te pone frente a frente con mucha frecuencia con la necesidad y la obligación de tener una mente muy abierta para poder entender las motivaciones de la persona que tienes enfrente, a tu lado, detrás...


Banco gratuito Pixabay
Aprender a no ser el centro del mundo, y poner en valor la visión de quién te rodea, es uno de los ejercicios más sanos que sin duda puedes y debes ejercitar para ser capaz de seguir creciendo y desarrollándote en el plano profesional, y por tanto, también en el personal.

Cada año que pasa, afianzo mi tribu, también es verdad que desecho a personas que no comparten mi visión, y desde el respeto más absoluto, las coloco en el lugar que les corresponde dentro del momento vital que me toca.

Feliz es una palabra que últimamente sale mucho cuando alguien me pregunta como estoy, y a continuación llega  ¿y cómo lo has conseguido? 


Rodeándome de un pequeño grupo, de personas comprometidas...

Feliz semana!! 

6 de noviembre de 2017

Esfuérzate que llegará la recompensa

No obtienes lo que deseas, 
obtienes aquello por lo que trabajas

Si una frase tengo grabada a fuego de mi infancia es ésta... esfuérzate, esa es la única manera de conseguir lo que quieres, y sobre todo, disfruta lo que haces... los resultados, el éxito llega sólo...

Mi padre se pasaba horas aleccionándome en éste sentido, y supongo que en el fondo (o no tanto) fue calando el mensaje desde que era bien niña; ésta semana he estado visitándole, y cómo cada año en estas fechas le pongo al día de cómo evolucionan sus enseñanzas.

Banco Gratuito Pixabay
Hace bien poco he conseguido uno de los objetivos perseguidos desde hace al menos 5 años, (tempus fugit) y no podía por menos que celebrarlo junto a él; el destino, tal vez el azar o la suma de esfuerzos me han llevado de la mano donde un cliente que hace todo ese tiempo persigo, soñaba con poder trabajar con él y fíjate por donde, cuando ya creía haber tocado todas las opciones posibles, apareció una frente a mi fácil, sencilla, lógica... no forzada.

¿Qué tiene que ver todo ésto con el trabajo? Pues el azar me puso frente a frente con la posibilidad, pero mi conocimiento, mi expertise, mi camino a lo largo de los últimos años ha resultado determinante para que la conversación fuese fluida y al mismo tiempo con un hilo conductor claro enfocado a trabajo, a colaboración y posibles sinergias: me hizo comprender de inmediato el concepto de esfuerzo, y sobre todo, el concepto de que a esa conversación de 40 minutos no llegué por un trabajo, por una tarjeta de visita, sino que llegué por muchos años de aprendizaje, de prueba y error, de descubrir caminos que no me resultaban válidos, por equivocarme y por supuesto, por los aciertos.

Todo aderezado con una pizca de paciencia y un mucho de pasión por aquello que hago, por todas las cosas por las que trabajo y lucho a diario siendo feliz en el camino, disfrutándolo de manera plena, y sabiendo siempre que lo que hago está centrado en mi interés, en mi pasión y sólo a partir de ahí dejándome sorprender por el día a día...

Feliz semana!!  






30 de octubre de 2017

Aprender a vivir con los retos


El secreto no es correr detrás de las mariposas, 
es cuidar el jardín para que ellas vengan a ti.
Mario Quintana

Nada mejor que una cena con amigos para echarte unas risas, olvidarte de los problemas, o valorar alternativas a los que tienes sobre la mesa; lo bueno que tiene la multiculturalidad y la pluralidad de nuevas profesiones es las conclusiones tan interesante y la innovación, en estado puro, sentados en una mesa y entre plato y plato, arreglamos el mundo o al menos, contribuimos a mejorar el propio.

Autónomos, funcionarios, personas en paro, trabajadores por cuenta ajena...¿qué tenemos en común? que nos conocemos desde hace más de 10 años, que compartimos una serie de anécdotas, de vida, de experiencias en común y que tenemos la confianza suficiente para saber cuales son nuestros puntos fuertes y débiles, que si necesitamos un tirón de orejas o un feedback sincero, podemos preguntar sin miedo a que nos halaguen la oreja: simplemente la verdad...

Privilegiada por éste grupo de personas a mi alrededor, y más por poder conjugar tiempo de ocio hablando de inquietudes: compartir es la forma en que yo concibo el mundo, cómo me recordaban ésta misma semana, coopetir es la manera que a diario me da fuerzas para aprender y ser mejor, a nivel personal y profesional.

Banco Gratuito Pixabay

A medida que pasan años, la vida te pone frente todo aquello que necesitas aprender para madurar y vivir tranquilo, y en mi caso, los retos que me plantea en la actualidad, precisamente tratan de ésto, de ser capaz de pensar con calma y dejarme llevar; es difícil para mi, acostumbrada a estar preparada para todo, y a que mejor hacer algo con la urgencia de ayer, pero con el detalle de mañana: sin prisa y sin ninguna duda, sin ninguna pausa.

La experiencia siempre te da una visión pausada y calmada de las cosas que haces, de tus proyectos, así que en éste caso, ser capaces de seguir riéndonos juntos tanto tiempo después, de las cosas que nos van pasando, para mi es la mejor demostración de que algo he hecho bien cuando tantos años después me puedo permitir seguir manteniendo mariposas en mi jardín...

Feliz semana, 




23 de octubre de 2017

La negociación con uno mismo


Nunca negociemos desde el temor
y nunca temamos negociar.
John F. Kennedy

Hace un par de días tuve ocasión de hablar con un compañero de profesión, hace años que nos conocemos y que debatimos y compartimos experiencias y visiones de negocio que se entrecruzan, que a veces nos superan o que en el mejor de los casos, celebramos juntos.

Esta charla tuvo por centro la parte más agria de nuestra labor, que a mi entender es la desvinculación de un proyecto: cuando alguien no es consciente de que ha dejado de estar alineado con el negocio, cuando por razones personales o profesionales tu alma abandona el proyecto, y toca explicarle que tiene que dejarlo, que es el momento de irse y cambiar de rumbo; es verdad que los más jóvenes están acostumbrados y en muchos casos deseosos de poder dar esos giros y volverse independientes, desligarse de hábitos y rutinas para ellos suele ser una posibilidad de proyección que no quieren dejar escapar, más difícil es para aquellos en general que han convertido esas mismas rutinas en zona de confort.

Banco Gratuito Pixabay
Hablábamos del paralelismo habitual que surge en ese tipo de personas con la pérdida de curiosidad, creen que ya saben lo suficiente y ese es el primer error, el primero que genera un colapso interior de atrofias que conllevan en desastre personal al sentirse vulnerable y desplazado: el miedo a negociar, pero con uno mismo, el win win que le devuelva a la estabilidad, buscando en muchos casos que un externo haga su trabajo personal, ayudándole a dar el salto que solos no se atreven, necesitan culpar, buscar argumentos y excusas para decir que otro se ha equivocado, sin atreverse a reconocer esa falta de osadía.

Tuvimos 2 horas para dar la vuelta al planteamiento, para trabajar juntos una visión que pudiese ayudarle a enriquecerse ante la nueva situación que llega, y al mismo tiempo que a nosotros nos sirviese para reforzar la estrategia, a no sentirnos solos en los momentos más difíciles, y por supuesto, a saber que tomamos las decisiones en base a negocio, cómo no puede ser de otra forma, sin sesgo, sin la menor duda de que hacemos lo que tenemos que hacer, darle alas a una persona para que haga lo que le guste, lo que le haga feliz, y ayudar a negocio a encontrar a esa persona que aporte desde el instinto, desde la pasión, ese es el único aporte hoy en día que va a ser eficaz.

¿ya sientes pasión por lo que haces? 
Feliz semana, 


16 de octubre de 2017

El mundo de las ideas

Lo que conduce y arrastra al mundo, 
no son las máquinas, sino las ideas.
Víctor Hugo

Siempre he creído que vivimos una época que se estudiará en los libros de historia; si es a mi pesar, o si estoy encantada con ello es una reflexión que me reservo pero sin duda alguna, es una realidad.

Hablaba hace unos días con una compañera de fatigas y nos sorprendíamos riéndonos al entender la fecha actual cómo una oportunidad: es verdad que ella está mucho más centrada que yo en el área de programación informática, peor aún así, compartíamos la visión de la necesidad conjunta entre las distintas áreas: como cada vez es más importante además de ser multidisciplinar, ser permeable a las diferentes visiones, tener capacidad para aprender sin renunciar al sentido crítico: hoy más que nunca, echo en falta que la formación reglada no sea más activa en éste área; es posible que en pocos años veamos una nueva reforma formativa, pero espero que sea para incorporar de forma activa los valores que hoy no somos capaces de entender como tales: empatia, escucha activa, disrupción, y espíritu crítico.

Banco Gratuito Pixabay


Me asusta que hayan tenido que desconectar 2 máquinas por que se estaban comunicando sin que los humanos pudiesen seguir su conversación, pero me asusta más el día que sean capaces de realmente hacerlo, y tomar decisiones sobre el futuro humano: nosotros somos los imperfectos, no las máquinas... serán vengativas?  a nosotras nos sirvió como punto de partida a una animada charla y unas risas, pero realmente me ha hecho pensar y mucho: es verdad que soy una fascinada de la tecnología y siempre digo que estamos en manos de los informáticos, tal vez la llegada del entorno 4.0 implica estar directamente en mano de las máquinas, y cómo siempre la realidad supera la ficción no puedo evitar recordar El Planeta de los Simios... catastrofista? ojalá! 

Necesitamos ideas, buenas ideas, pero sobre todo ganar en humildad para saber que ninguno de nosotros sólo, somos la milésima parte de lo que podemos llegar a ser en equipo. 

Feliz semana, 

9 de octubre de 2017

Una oportunidad para crecer



El conflicto es el alma de las organizaciones 
vibrantes, progresistas y estimulantes. Enciende la creatividad,
estimula la imaginación y alienta la mejora personal.
(Blackard y Gibson 2002; Pascale 1990; Wanous y Youtz 1986)


Debo reconocer que éste blog existe un poco a rémora de mis experiencias personales, es decir, de las reflexiones que surgen en mi día a día y que me hacen plantearme ese denostado concepto de la calidad, de la mejora continua, tan importante y poco apreciada a mi entender; puede ser que la diferencia esté en el concepto, en la forma en que la gestiona día a día la organización, pero sobre todo, está muy basado en la cultura organizacional.

Me siento afortunada de poder trabajar con organizaciones que están en conflicto interno, es decir, que tienen duda sobre a donde van y que es lo que quieren, es sinónimo a mi entender de estar vivo y eso siempre es razonablemente saludable; que todos den una organización piensen igual es peligroso, y en base a ello se puede morir, aunque sea de éxito, pero todo aquel que duda, tiene capacidad para avanzar y ajustar las condiciones de mercado a su misión y visión.
Banco Gratuito Pixabay


Ayer mismo asistía a un evento de networking, en el que la premisa básica que se ponía sobre la mesa era la confianza: la única forma de colaborar es confiar en alguien, y ganarse ese derecho supone tener una relación de fondo, conocer en un sentido amplio, exactamente igual que ocurre en cualquier empresa: saber con quién puedes contar y que motivaciones secundan a las personas que la forman es vital para valorar los recursos disponibles y poder avanzar: vibrar, crecer, aportar valor, generar riqueza... todo aquello que nos interesa y necesitamos en un mundo que se mueve rápido no, sino a velocidad de vértigo.

Ese es el verdadero talento, y en el caso de los directivos, el éxito está condicionado por la capacidad de localizarlo, gestionarlo y ayudarlo a brillar...

¿Ya tienes localizado al talento que te rodea? Feliz semana!! 




2 de octubre de 2017

Una fiesta y un proyecto de equipo

¿Ánimo?
No animes a trabajar, 
Da motivos para hacerlo

Ésta semana ha ocurrido algo que ha sido ilusionante para mi; un amigo ha sido capaz de poner en valor el intangible de mi trabajo.

Ahora que ya ha pasado puedo contar que he gestionado una fiesta sorpresa para una persona muy cercana, mi hermana ha cumplido 50 años y no podía dejar pasar la ocasión de hacer algo diferente, algo que año tras año, por una u otra razón he sido incapaz de desarrollar. 

¿por qué os estoy hablando de una fiesta a priori privada que nada tiene que ver con éste blog? pues por que cuando decidí que me lanzaba a la piscina y me arriesgaba a organizarla, lo primero por supuesto, fue valorar los recursos con los que contaba y qué cosas podrían gustarle a ella, que podría esperar de una fecha tan señalada y redonda (¿empieza a verse la simbiosis de ambas actividades, el paralelismo?)

He sido tan osada (así me han definido) de organizar un único grupo de whatsApp con todos los invitados (65) ya que pensando en ella, es imposible hacer algo a menor escala, no me lo perdonaría!! en muchos casos personas desconocidas entre si,  de épocas y de contextos bien diferentes: desde las amigas de infancia a la persona que la despidió tras 27 años de trabajo en la misma empresa...

En la empresa actual hablamos de experiencia cliente, y traducido a ésta fiesta me he limitado a gestionar sus gustos y no los míos; a quién quería tener ella cerca, no yo, y antepuse su ideal a mi opinión (alguna de las personas ni siquiera es amiga mía, o más bien, no tenemos afinidad, pero igualmente asistió y yo fui realmente feliz)


Hace un mes que el grupo está activo, y me he dedicado a seguimiento, a apoyo, dar ideas, gestionar algún pequeño atasco, coordinar y trasladar resultados... ¿os suena? 



Me planteé cuando inicié esta aventura que ésta fiesta debería ser un proyecto, el más importante del año y he cumplido a raja tabla con todos los procedimientos, aderezado eso si, con buen humor y una chispa de ingenio.



Podría enseñaros miles de fotos, pero hay una, que para mí es la más representativa y la que debe figurar por su simbología, así que os animo a todos a organizar una fiesta si podéis, a gestionar vuestro equipo si debéis, pero sobre todo, a seguir el rol que tengáis asignado o cambiarlo si no os llena, no hay nada mejor que la cara de satisfacción cuando se cumple el objetivo! ;)
Banco Propio




Feliz semana!!