5 de octubre de 2020

Vuelvo a casa


 No es increible todo lo que 
puede tener dentro un lápiz
Quino


Desde siempre he creído en el potencial humano, en todas las cosas que no vemos y que como un lápiz, se pueden afilar en nosotros mismos; es realmente gratificante saber que podemos cambiar, mejorar, equivocarnos, aprender, desechar... todo lo que necesitamos para ser felices o evolucionar.

A veces, a través de un proceso de coaching, o de orientación, sientes que vas ayudando a afilar lápices y eso es muy gratificante para mi. Aprender de cada historia, de cada persona, y compartir el aprendizaje, ver la variedad de mundos que existen en el mismo, y al tiempo, formar parte de alguna manera de ellos, y aprender a mirar con ojos nuevos, diferentes, cada acción, cada momento, y disfutar de todos ellos. 

No concibo ya mi vida sin todas esas formas de mirar, de ver, de compartir y de hacer posible un montón de sueños que hace años, ni me parecían posibles. 

Es verdad que cada uno encuentra su camino en un momento dado, pero tal vez la gestión de personas me puso sobre la pista del mío hace unos cuantos años. 

Trabajar por y para personas, es una gran lección pero además, y especialmente, es una gran satisfacción; poder ayudar, poder formar parte de la evolución y del camino es un regalo, y yo me siento muy afortunada por ello; es muy revelador aprender cada día, sorprenderte, y al mismo tiempo, está lleno de posibilidades. 

No dejar de aprender es el mayor regalo que la vida me ha otorgado, y al mismo tiempo, lo siento una responsabilidad, dado que los vínculos que se crean con los clientes son lazos en la línea vital que no todo el mundo tiene el privilegio de conseguir. 

Volver al blog, escribir de nuevo, sólo pasaba en mi cabeza por dar las gracias, gracias por lo vivido, por lo que vivo y por lo que viviré...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cruzar el Puente del Empleo

  La derrota no es el peor de los fracasos.  No intentarlo es el verdadero fracaso. George E. GoodBerry Una de las cosas que más le preocupa...