20 de abril de 2020

Seguir viviendo

Céntrate en hacia donde quieres ir, 
no en lo que temes.
Tony Robbins

Hace días que no hablo con colegas de profesión, no en la forma en que lo hacíamos un par de meses atrás donde toda esta realidad de hoy nos quedaba muy lejana, muy fuera de nuestros planes siquiera.

El tiempo de mirar hacia dentro está provocando en mi un montón de reacciones, y yo diría que todas ellas positivas: aprendiendo a valorar y a respetar tiempos, los míos, a decirme que si o que no a algunas cosas que pueden encajar en mi vida actual y futura, o aquellas que quiero fuera a partir de aquí.

La reflexión ha dado paso a la meditación y ésta a un estado de tranquilidad desde el que resulta fácil ver la situación con cierta distancia y al tiempo, con cierta responsabilidad que en el día a día obvias, porque siempre estás muy ocupada haciendo otros planes.

Esas conversaciones, esas llamadas, se han cambiado por la de la gente que realmente te importa (sin querer decir que mis colegas profesionales no lo hagan!) y que de una u otra forma, está presente en tu vida, antes, durante y después del confinamiento.

Imagen de Myriam Zilles en Pixabay 
No se trata de contarlos, se trata simplemente de disfrutar de su compañía porque ahora más que nunca, cuando charlamos, estamos más presentes, entendemos mejor las motivaciones tras las conversaciones, y somos mucho más conscientes de las cosas que valoramos.

Lección no sólo de humildad, también lo está siendo de aprendizaje del bueno: me encanta levantarme cada mañana y saber que algo estupendo ocurrirá a lo largo del día, tal vez no sé a que hora, en que lugar me va a sorprender, pero sin duda estoy convencida de que esos pequeños momentos, que por una vez, no son robados al tiempo, son los mayores de los placeres que atesoro... personas que se preocupan por personas, y que comparten  desde el alma, no desde el compromiso.

Preocupada si, por la situación que nos espera cuando podamos volver a iniciar la actividad económica, pero al mismo tiempo, serena y fuerte por la gran cantidad de mimos que estoy pudiendo disfrutar estos días, no se me ocurre mejor bálsamo ni preparación para el mundo que está por venir.

Deseo que tú estés pudiendo también disfrutar esta experiencia, y sentirte tan arropado como yo lo hago, con esa confianza en un futuro incierto, pero a la vez, tan simple: sólo nos pide seguir viviendo...

Feliz semana, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El equipo y el arpa

Incluso la gente que piensa que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino,  mira antes de cruzar la calle. Stephen Hawking Muchas v...