24 de febrero de 2020

De sentimientos y creencias

Conviértete en la persona que 
atraiga los resultados que buscas.
Jim Cathcart

Sin duda, una de las mayores contribuciones del Coaching a mi vida ha sido el ubicarme en el sitio donde me gusta estar; no digo que sea la única forma, sólo que es la forma en que yo lo he conseguido, y eso me resulta especialmente motivador para poder mantener conversaciones poderosas con cualquier persona.

Hace poco tuve ocasión de charlar con alguien a quién quiero mucho, y que es bastante escéptico respecto al Coaching, habitualmente no hablamos del tema, ya conocemos la postura de ambos, y es fácil llevarnos bien sin necesidad de entrar en ese terreno, pero ese día algo fue diferente, y de pronto, me encontré practicando una conversación muy diferente a todas las que solemos tener, una conversación profunda, sincera, y enriquecedora, un espacio protegido donde hablar desde el corazón sin herirnos, sin suponer, y sin juzgar... y de nuevo fue maravilloso.

Finalizada la conversación, y sin asustarle le expliqué lo que había ocurrido, y reconozco que me sorprendió su reacción, simplemente, se quedó callado, no me respondió ni atacó como otras veces hace, y sin duda, supuso el comienzo de una nueva forma de relacionarnos.
Banco Gratuito Pixabay: Autor - Pete Linforth

Me hizo entender (y se lo agradezco profundamente) que le encantaría mantener este tipo de conversaciones más a menudo, pero me pidió que no le llamase Coaching! me sorprende el poder de las palabras, y sobre todo, el efecto que pueden llegar a crear en nosotros, así que saqué un importante aprendizaje... no todo el mundo está preparado para la palabra Coaching, aunque a todos nos gusten sus efectos.

Me pareció muy interesante la reflexión, y sobre todo, me parece muy interesante la nueva visión que ahora tengo para focalizar las conversaciones con determinadas personas, sean de mi entorno personal o profesional, cuando quiero explicarles cual es mi trabajo.

Feliz semana, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un abrazo al verano

Vive bajo los rayos del sol,  nada en el mar y bebe el aire salvaje Ralph Waldo Emerson No se puede trabajar siempre en casa, no se puede te...