27 de enero de 2020

Descompresión

La presión hace diamantes
George Patton

Me gusta esta frase, siempre me ha gustado, se parece a mi: concisa, clara, entendible; me apetecía empezar con ella, por que hace tiempo que cuando la gente me pregunta por la causa por la que empecé a trabajar como freelance, me parece una respuesta que se ajusta a la situación que a lo largo de los últimos años ha definido la vida de muchas personas que en otra situación socio económica no hubiesen valorado.

Las razones personales pueden ser diversas, tengo muchos compañeros de profesión que han "heredado" el ser freelance y trabajar por su cuenta, en otros casos, el hartazgo de la promesa de un trabajo seguro que cada vez lo era menos, les llevó a esta determinación; en ambos casos, o en cualquier otro que lleve a una persona a tomar la decisión de trabajar por su cuenta, se pasa un período que yo llamo "descompresión": toda tu vida cambia, lo hacen tus horarios, tus ritmos, tus momentos de descanso y también lo hace tu trabajo.

Puedes ser el mejor haciendo algo, pero hasta que tú no tomas la determinación de creerte a ti mismo con seriedad, nadie más lo hará, y la responsabilidad será únicamente tuya, por que lo que crees, es lo que transmites, consciente o inconscientemente, dedicas tu tiempo a investigar, a crecer, a desarrollar, o por contra, dedicas tu jornada a lamentarte y a vivir en la zozobra.

Banco Gratuito Pixabay, Imagen de Gerald Lobenwein
No nos han enseñado a gestionar nuestras emociones, y en el mejor de los casos, hemos aprendido por mérito propio, y muchas veces, bajo presión... de ahí salen útiles enseñanzas, pero sobre todo, las ganas y la capacidad para empezar a ver el mundo con otros ojos, de una forma diferente y poder así ajustar tu vida a la nueva realidad.

Tengo amigos que son capaces de entender la necesidad de expresar y vivir fuera del entorno "amigable" de la posición laboral para toda la vida, pero estoy convencida de que es por que nunca les ha picado la mosca de la libertad, de otro entorno posible, y de otras oportunidades...

Una vez que llegas a este punto, es imposible o inevitable, recorrer el camino... nadie dice que será fácil, sólo que valdrá la pena, por que es tu elección, y tu forma de vivir, y es evidente que de eso se trata, de vivir ¿o no? 

Feliz semana,  




20 de enero de 2020

La perspectiva

Si necesito ver más lejos, 
me tengo que subir a los hombros 
de un gigante
A. Einstein

Hablando con un compañero de fatigas hace poco, reflexionamos sobre la importancia de la perspectiva, realmente cuanto tienes un proyecto personal que llevar a cabo, es fundamental. 

Es fácil caer en la tentación de la auto-complacencia, o la desmotivación, pero cuando tienes perspectiva, todo resulta más sencillo. 
¿en qué eres realmente bueno? ¿lo sabes? eso es lo primero que necesitas para no caer en la trampa de los miedos y las frustraciones, y a partir de ahí, es fácil seguir a tu intuición, acompañada de tu cabeza.

Manejar la influencia y la persuasión, son dos poderosas armas que tienes a disposición para conseguir tu objetivo, y acompañarlo siempre de la perspectiva de cliente, es necesario para no perder el objetivo, el foco de tu negocio.

También es posible que necesites ayuda para lograrlo, y es que a veces, por mucho que nos cuenten que algo es fácil, si no es nuestro momento, puede ser la situación más compleja para nosotros, y es evidente que un buen profesional puede ayudarte a acelerar los pasos: sea un coach, un mentor, o un amigo durante un paseo por la naturaleza puede hacer que el "eureka" llegue a tu cabeza para ordenar aquello que ahora ves difuso.

Banco gratuito Pixabay
El marketing relacional ha llegado para ayudar, aunque a veces pueda despistar, esa perspectiva y al mismo tiempo, esa capacidad de acercarte a tu mercado, simplemente como una guía, como una forma natural de volverte a tu target, a las personas que se sienten identificadas contigo, y con las que tú puedes establecer relaciones duraderas y verdaderas.

Es posible que todavía no sepas exactamente cual es tu sitio, pero eso no deja de ser una realidad en la que la mayoría de personas que tienen un trabajo viven, sea por cuenta ajena o propia, es fácil caer en el error de acomodarse y olvidar el objetivo vital, así que es fundamental para poder acompasarlo, que te subas a hombros de un elefante, de un gigante, o del pico más alto del planeta; lo importante es la estabilidad, y que esa nueva visión sea capaz de ofrecértela.

Feliz semana, 




Un abrazo al verano

Vive bajo los rayos del sol,  nada en el mar y bebe el aire salvaje Ralph Waldo Emerson No se puede trabajar siempre en casa, no se puede te...