Permite que el silencio 
te lleve al centro de la vida.
Rumi


Esta semana he tenido la posibilidad de aprender mucho de los silencios; la actividad laboral cambia, la vida personal cambia, todo cambia y lo único que no lo hace es las ganas del aprendizaje constante.

El proceso de certificación como coach está siendo toda una aventura, estoy convencida de que la mejor aventura, pero no por lo que supone de cambio personal, sino por lo que supone de aprendizaje y de motivación para seguir alcanzando metas diferentes a las que tenía; quizá lo más  revelador están siendo los silencios, o como encajan las piezas de las formaciones y de las experiencias que estás viviendo a lo largo de tu trayectoria vital.

No todo el mundo es consciente de la importancia del silencio, pero el aprendizaje que desprende debería ser obligatorio,  y es que suele ser buen maestro y entregar los mensajes más necesarios; a veces, cuesta mucho quedarse callado, pero mantener el silencio suele ser lo más complejo cuando no estás preparado.
Banco Gratuito Pixabay

A veces romper ese momento mágico es difícil pero sobre todo, es difícil ayudar a alguien a salir de las sombras y pensar en una buena conversación; soy especialista en sintetizar, en utilizar pocas palabras pero no lo hago por no romper el silencio, sino que lo hago por que me gusta ser concisa; para mi hay pocas cosas más importantes que una buena conversación conmigo misma, y en ese sentido, tener la posibilidad de responder preguntas es muy enriquecedor.

Estoy aprendiendo que si tengo que salir de una reflexión conmigo misma, será estupenda que la pregunta sea ¿qué vas a decir? ¿para qué es importante comunicar? 

No conozco frases más potentes que las cortas, las que están a la altura del impacto mental de buscar recursos, frases o comentarios que te ayuden a comunicarte con otro ser humano, y al mismo tiempo, te devuelvan a la realidad de lo que quieres obtener, y lo que necesitas para desarrollar y ser feliz.

Feliz semana,