El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso
sin perder el entusiasmo.
Winston Churchill



Siempre he sabido, que el trabajo con personas era mi motivación esencial para desarrollarme, crecer y ser realmente buena en mi trabajo; hace tiempo que, consciente de la importancia de formarse a uno mismo antes de poder ayudar a los demás, inicié el camino del aprendizaje continuo, que como no puede ser de otra forma, es fuente de alegrías y sorpresas constantes.

La última aventura que estoy incorporando a mi mochila, es la certificación como coach y me siento especialmente orgullosa de ella, ya que siempre he sido muy crítica con ésta actividad, y ahora, además de reafirmarme, me alegro de haberlo hecho; encontrar un buen profesional que te ayude en tu desarrollo es fundamental, igual que en cualquier otro área, pero sobre todo necesitas la coherencia para no juzgar, y además para ayudar, o al menos, no hacer daño.

Resulta que es una actividad (para mi gran sorpresa) en la que me encuentro cómoda, y que además, se me da bien de manera natural; es evidente que la experiencia profesional ya te marca una trayectoria y una línea de actividad en la que la escucha limpia es importante, pero en la actividad como profesional del coach además es fundamental acompañar, sostener al cliente... y en eso soy experta por naturaleza.


Imagen Banco Gratuito Pixabay


Todavía estoy dando forma a mi propio proceso para la certificación (ya lo tengo definido) y estoy trabajando en él, pero en breve, estaré cualificada no sólo por un título sino por el trabajo interno para ajustar todo el proceso a lo que yo necesito para poder ofrecer lo mejor de mi a las demás personas que me rodean, a los que me necesitan.

Vivir para compartir, así entiendo yo la actividad profesional y por supuesto la personal, así que muy pronto empezaré a compartir desde éste espacio las actividades de éste portfolio y su evolución! 

El éxito no deja de ser una sucesión de pasos, de errores y aciertos, y en éste caso, me equivoqué la primera vez manteniéndome al margen de ésta disciplina, pero sin duda las cosas llegan en el momento, cuando estamos preparados, y sobre todo! el profesional con quién estoy haciendo éste proceso, es sin duda, el adecuado.

¿Te arriesgas a probar algo que siempre hayas temido o que por desconocimiento, crees que no es para ti? 

Tal vez te sorprenda la respuesta, y lo que puede hacer por ti...

Feliz semana!