Cosecharás siempre muchas ventas 
según las satisfacciones que hayas aprendido
a sembrar en cada uno de tus entrevistados.
Martin E. Heller


Hacía tiempo que no tenía ocasión de recordar este texto, y ésta semana he tenido ocasión de vivirlo en carnes; me encantó descubrirme en medio de un grupo de personas con un objetivo común, hablando de problemas y dudas comunes, pero sobre todo, experimentando los mismos miedos e incertidumbres cuando hablas con un cliente potencial por primera vez. 

Banco Gratuito Pixabay
Es verdad que no hay forma de causar una segunda vez una primera buena impresión, pero no es menos cierto que vivimos un momento de desconcierto tal, que en muchas ocasiones ya no estás seguro de las pautas a seguir, o si se han quedado obsoletas, pero hay algo que no cambia: la comunicación; el cómo nos relacionamos con las personas, aunque tengamos que aprender códigos nuevos, formas nuevas, estilos diferentes o prioridades que nada tienen que ver con las tuyas, lo único que realmente conserva la magia es la posibilidad de mirar a alguien a los ojos, de dar un apretón de manos y de aplicar la empatia desde el más profundo respeto y comprensión.

Siempre he creído muy importante la escucha activa, pero últimamente estoy reflexionando (me han hecho reflexionar) sobre la importancia de los silencios... bien es verdad que no soy especialmente dada a hablar, pero si estoy dándole una vuelta a la posibilidad de incorporarlo en una forma distinta a mi trabajo diario! 

Creo que la venta siempre ha sido compleja, pero hoy en día, en la era de la inteligencia artificial, más que nunca se ha vuelto una profesión no sólo habilidosa, sino también interesante: nuevamente la persona y la tecnología, y nuevamente sintiendo que la única salida razonable y razonada es el trabajo conjunto, explotar nuestras habilidades y dejar que las herramientas nos faciliten la labor.

¿ya te has lanzado al mundo de la venta? Todos somos comerciales, aunque no lo creamos! incluso sin pretenderlo, también vendemos... (o no)

Feliz semana!