Enseñar es aprender dos veces
Joseph Joubert


A veces, te encuentras con un proyecto en las manos que llama tu atención, que despierta tus sentidos y que pone a funcionar toda la creatividad de la que eres capaz de exteriorizar.

Cualquier organización hoy en día está condenada a no dejar de innovar, a reinventarse cada día, y con ellas, sus personas! todo aquel que trabaja con o para ellas debe estar en constante evolución y cambio, y eso cuesta mucho, a veces el sacrificio se vuelve un reto, pero en otros casos se ve como un castigo, así que es importante que cada uno se posicione donde necesite.

Estos días me ha tocado trabajar en un proyecto en el que se podía apreciar con meridiana claridad el diferente sentir de cada uno de los participantes, y tal vez por eso es por lo que me gusta tanto la formación, por que permite a los participantes desnudar el alma muchas veces sin ser consciente, y en otros muchos casos, descubrir los demonios con los que internamente se enfrentan.
Banco Gratuito Pixabay

Aprender a vivir con incertidumbre es una de las tareas más complejas a las que nos enfrentamos hoy en día, pero si se canaliza en positivo es de las experiencias más enriquecedoras que podemos tener, y es por eso precisamente por lo que la invitación (además de la necesidad) a hacerlo es de lo mejor que nadie puede ofrecernos; tal vez, creemos que no hemos nacido para aprender, o para formarnos constantemente, pero realmente a lo largo de la vida no dejamos de hacerlo, siempre estamos en constante evolución y aprendiendo cosas, así que ¿por qué no incorporar sin complejos esa necesidad vital de aprendizaje al ámbito laboral? y si nos sorprendemos haciendo o diciendo cosas que creíamos imposibles para nosotros, o simplemente, que nunca nos habíamos planteado... ¿no merece la pena intentarlo? ¿y si descubrimos que nos gusta, o que en realidad no es tan difícil o tan absurdo como inicialmente nos parece? 

Siendo consciente de que la zona de confort no es buena para ninguno de nosotros, aunque si necesaria, será más fácil soltar la rama, y simplemente, probar...

Feliz semana!