El éxito no es la clave de la felicidad. 
La felicidad es la clave del éxito
Albert Schweitzer

Ésta semana he tenido la ocasión de disfrutar de una charla con alguien a quién hacía mucho tiempo que no veía, siempre un rato de intercambio de opiniones y puesta al día es interesante, pero en ésta ocasión además, saqué un importante aprendizaje, a valorar y agradecer las cosas que pasan en tu día a día, la magia de la vida y del momento presente, de disfrutar cada momento como lo que en realidad es: único e irrepetible.

El día que empieza y no sientes que tienes motivos para levantarte empieza a preocuparte: ese día en el que dejas de ser feliz con lo que haces puede tener consecuencias, no para los demás sino para ti mismo: hacer algo que no te gusta, con lo que no estás de acuerdo, va a mermar sin duda alguna tu calidad de vida, y especialmente si te ocurre en el trabajo, donde tienes mucho tiempo que vivir junto a las personas del equipo.

Si no eres feliz en tu trabajo actual, puedes pensar en la trayectoria que te ha traído hasta él, valorar lo que has vivido a lo largo de los últimos años, la forma en que ha ido moldeando tu carácter y cómo ha ayudado para conseguir estar en la situación actual, pero si eso no es suficiente, existen al menos 5 cosas que pueden ayudar a que tomes perspectiva para tomar la decisión que consideres más adecuada.
Banco Gratuito Pixabay

No juzgues, aprende de los errores pero no creas que el mundo está en tu contra, no te des nunca por vencido, y evita los juicios de situación.

Se resilente, adquiere el hábito de recuperarte de la adversidad y aprender de ella: es la mejor forma para hacer grandes cosas.

Evita el rencor, propio o hacia los demás, es el mejor paso para ser más feliz.

Olvídate de los celos profesionales, sólo frenan tus objetivos y capacidades: hay que dejar que fluya la energía para que lleguen los éxitos.

Encuentra tu pasión, hay personas que lo consiguen con su posición laboral, pero si no es tu caso, busca otra motivación para disfrutar del trabajo actual.

No olvides que muchas veces, una situación de insatisfacción laboral, lo único que refleja es una incapacidad personal para saber lo que quieres hacer con tu vida, en que forma le das sentido a las cosas que necesitas hacer para que tu existencia tenga sentido y eso sólo se consigue a través del autoconocimiento; tal vez más allá del trabajo que estés desarrollando, el problema lo tengas en conocer el trabajo que quieres hacer, la forma en que quieres ganarte la vida, y sobre todo, que de forma a tus anhelos personales: no puede existir una disociación entre quién eres y lo que haces; el primero paso para ser feliz en cualquier trabajo es asumirlo, y por tanto, obrar en consecuencia. 

Feliz Semana!!