El trabajo en equipo es un conjunto de personas
que cooperan para lograr un solo resultado general.
L.Fritz


Hace años que Occidente busca respuestas en el estilo corporativo de Japón, llama la atención de gestores y directivos y el secreto de su éxito está en el trabajo en equipo, donde el espíritu de familia se desarrolla, la información se comparte y las decisiones se toman con la participación de todos los miembros, justo al contrario de nuestra otra referencia, la Americana, cuya sociedad promueve la competencia y el esfuerzo independiente sobre el trabajo en equipo.


No es fácil construir un equipo ya que hablamos de un grupo de personas comprometidas que busca lograr objetivos comunes mediante interacciones entre ellos y con el medio ambiente, colaboran por el bienestar y la supervivencia del mismo:

Banco Gratuito Pixabay
·         Mayor motivación, ya que los equipos satisfacen las necesidades de pertenecer e identificarse con un grupo, además de proveer una mayor variedad de estímulos y reconocimientos.
·         Mejor manejo de la complejidad. La gama de recursos en el equipo hace posible el manejo de situaciones complejas en forma creativa.
·         Decisiones de alta calidad. Los equipos maduros son capaces de tomar decisiones de mejor calidad que las personas de forma aislada
·         Mejor capacidad de influencia. Es difícil influir de forma directa como individuo, sin embargo como equipo se logra un impacto mayor: “la unión hace la fuerza”


Los grupos de trabajo efectivo están influidos por múltiples aspectos que afectan constantemente la vida de ellos:

1.      Liderazgo apropiado. El rol debe variar su orientación en función de la situación y necesidades del grupo.
2.      Membresía capacitada. Individuos cualificados para contribuir a la mezcla de habilidades para conseguir el objetivo.
3.      Compromiso hacia el equipo.
4.      Clima constructivo. Las personas se sienten relajadas y capaces de ser directas y abiertas en la comunicación.
5.      Preocupación por el logro. Siente los objetivos como algo valiosos, factible de alcanzar.
6.      Claridad de los roles corporativos.
7.      Métodos efectivos de trabajo, que permiten sistematizar procedimientos para resolver problemas de forma conjunta.
8.      Procedimientos del equipo bien organizados, roles de comunicación bien desarrollados.
9.      Crítica sana. Errores y debilidades del equipo e individuos no se examinan como ataques personales y permite que el grupo aprenda de su propia experiencia.
10.  Individuos bien desarrollados, beneficia al equipo y a los individuos.
11.  Creatividad, el equipo tiene la capacidad para proporcionar nuevas ideas a través de las interacciones de sus miembros.
12.  Relaciones positivas entre equipos, permitiendo permeabilidad al grupo para aprender de las experiencias de otros.

“Las cosas se solucionan hablando”, es el mejor lema para conseguir todo esto y seguro, alguna cosa más, ¿te animas a compartirla aquí?

Feliz semana