La perfección no es alcanzable, 
Pero si perseguimos la perfección 
podremos lograr la excelencia.
Vince Lombardi

Hoy es un día especial, lo es porque la literatura en cualquiera de sus formas tiene mucho peso en mi vida; desde muy pequeña los libros han sido guía, parte de mi vida en todos los aspectos y de ellos he aprendido muchas de las cosas que sé: después llegó internet, los blog, pero en definitiva, nunca he dejado de leer...

Supongo que de un libro aprendí las cosas que eran importante para mi (cómo tratar con y a las personas) para gestionar negocio, y por supuesto la forma en que trabajan de una manera más implicada y feliz.

Siempre se dice que "el papel lo aguanta todo" pero en realidad, cuando tienes un proyecto en las manos, nunca sabes lo que resultará hasta que no tienes el equipo construido, y esa es la parte más difícil: cohesionar...

Todo proyecto tiene 5 fases: 

Inicio. Seleccionamos el equipo en si mismo, es vital para conseguir el éxito y sentar las bases con los grupos de interés.

Planificación. Parte abstracta por definición, hay que calcular necesidades, recursos, personas necesarias para el éxito en tiempo y parámetros predefinidos.

Ejecución. En ella completamos las etapas, y debemos gestionar los cambios, los eventos, gastos, recursos, ...

Seguimiento/Control. Detectamos desviaciones lo antes posible para identificar áreas en las que debemos hacer cambios lo antes posible.

Cierre. Procesos orientados a completar formal y desde la gestión de trámites el proyecto.

Pero combinado con ellas, cualquier responsable de proyecto debe saber que puede hacer con las personas que forman el equipo, y es que de forma completamente informal, vamos a encontrarnos con la situación en la que las reuniones 100 - 100 todavía no son una realidad efectiva, y se producen diferentes "choques" con los que vamos a tener que convivir, pero sobre todo, debemos aprender a gestionar por el bien de todos.

Banco Gratuito Pixabay
Es verdad que la magia está en la práctica, en saber cómo hacerlo y cuando usar cada una de las herramientas disponibles, pero no es menos cierto que antes de la magia, está el aprendizaje: si desconozco las herramientas no voy a poder aplicarlas nunca, y para aprenderlas, más allá de la forma en que cada uno aprendemos, tenemos siempre un referente: el papel, lo escrito, que además de la tradición oral, es la mejor de las fortunas para poder seguir el ciclo de la calidad y la mejora continua.

Gracias libros por todos los contenidos, por la compañía y el aprendizaje constante y continuo, sin los que mi vida no sería la que es... desconozco si mejor o peor, pero sin duda, muy diferente...

Feliz semana!