Cada vez que empiezo a escuchar hablar 
de ese gato, empiezo a sacar mi pistola.
Stephen Hawking
(Cuando le preguntan opinión sobre la Paradoja de Schrödinger)


Ésta semana he vivido una situación que me ha traído a la mente ésta frase de Hawking; reconozco que sobre el papel, o en teoría, la paradoja me gusta y parece muy interesante, pero realmente cuando estás hablando con un compañero de profesión, a veces, se vuelve tedioso y pesado seguir la lógica de la paradoja; a veces, el miedo te paraliza y lo peor que puedes hacer, es no hacer nada...

Gestionamos cambios, momentos de transición, una realidad que es futuro para nosotros y presente casi pasado para los más jóvenes, y en medio de todo, siempre hay un momento en que el vértigo te supera y te gustaría volver atrás, no tener que avanzar para no saber como continua la historia.

A veces, nos encontramos en conversaciones que desconoces si enfocar como el día de la marmota, se repite cada cierto tiempo, o también, las puedes enfocar cómo la paradoja de saber si la relación entre 2 seres humanos, sigue viva...

Banco Gratuito Pixabay
 No digo que siempre ocurra, pero en algunas ocasiones, tienes la percepción de que tu interlocutor no te presta atención, bien por que considera que no le puedes aportar nada interesante, o bien, por que está demasiado ocupado con sus propias ideas, pensando como facilitártelas en pedazos que puedas digerir,en el primer momento que tenga ocasión, y ahí es donde realmente, te das cuenta de que hagas lo que hagas, o digas lo que digas, no va a ser sencillo tener una conversación desde el respeto con esa persona, y por tanto, va a ser imposible desarrollar una conversación útil para todas las partes; es posible que estés condenada a volver a mantenerla, y en muchos casos, a que la otra parte te cuente como si fuese la primera vez las opciones que tenéis...

Me gustaría poder decir lo contrario, pero en ese punto es donde me gustaría ser volátil, desaparecer llegado el caso, y poder utilizar la ironía para explicar que simplemente con un poquito de atención, las situaciones se agilizan exponencialmente, y no es necesario sentir que pierdes el tiempo o que tus ideas no son tenidas en cuenta.

¿te ha ocurrido alguna vez? Pues no quites la pistola, démosle una oportunidad a la acción!!! ;)

Feliz semana!