La creatividad simplemente consiste
en conectar cosas
Steve Jobs


Posiblemente ésta frase es maravillosa, pero yo no la puedo concebir sin realmente poner en valor a la/-s persona/-s que lo consiguen; parece fácil hacer una conectividad, pero sin duda la mayor propuesta de valor es conocer que cosas debes conectar, eso es lo que realmente da sentido a la creatividad, y por tanto, a la innovación.

El clásico prueba y error es la base para conseguirlo, para tener una buena base que nos haga acercarnos sin temores a la conectividad, creatividad y por supuesto, al cambio... en definitiva, seguimos hablando de gestión de cambio, una y otra vez, gestionamos la incertidumbre, enfrentarnos a nuestros propios miedos y sombras para avanzar, para poder seguir vivos y para poder disfrutar del mundo que nos toca vivir, y por extraño que parezca (creo que no lo parece ya, pero por si acaso) todo depende de la actitud con la que consigamos enfrentarnos al momento actual.

Formación: "Qué harías si no tuvieras miedo" Borja Vilaseca
Me ha encantado encontrarme ésta presentación, ha sido un regalo que he interiorizado ya que entiendo, refleja a la perfección ese salto, esa capacidad de adaptación en función de nuestras ganas, de nuestro nivel de resistencia al cambio.



Una vez detectadas las personas que realmente pueden aportar en cada posición, es fácil ya ir a por la estrategia, a por la gestión de nuevos equipos y las formas en que se pueden replicar o extrapolar a la organización; parece evidente que ya no se trata de una simple visión, sino de poner a los mejores en las posiciones para los que están más capacitados para ser ejemplo, y permitir que cada uno siga avanzando en su propio camino: su desarrollo personal es fundamental y básico para conseguir alcanzar el profesional, y eso sólo llega cuando uno está preparado.

A partir de aquí, la estrategia debe ser clara y comunicada a todos para poder avanzar y gestionar: empezando con pequeños proyectos o áreas, dejando que broten en la realidad esos trabajos en equipo y ese camino que lleva al cambio de una forma natural: integrar la innovación sin que duela es el camino, ya que supone la única forma para que cada uno aporte lo mejor de si mismo, pues pasa por la capacidad de disfrutarlo, de fluir.

Definir objetivos, analizar áreas en que se puede trabajar y que pueden ser más receptivas, marcar el ámbito de actuación y hacer partícipe al equipo, intentar ser ágil y sobre todo, comunicar los resultados serán las pautas que marquen el camino del cambio, y a partir de ahí, dejar que el propio sistema siga girando será el objetivo para lograr cualquier cosa que nos propongamos.

Feliz semana,