Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Formas de conseguir tecnología y conocimiento en la organización

Imagen
Existen 4 tipos de tecnología:  derechos de propiedad intelectual,  conocimiento científico,  conocimiento técnico,  y bienes de equipo.
La tecnología es un bien intangible y no existe un mercado organizado ni para ella ni para el conocimiento, aunque van agrupándose mediante iniciativas diversas para tener información potencialmente utilizables por las empresas.

El objetivo de transferir tecnología a la empresa es usarla en igual condiciones de beneficios que el centro que la facilita para sus propósitos de innovación y como no puede ser de otra forma, hay ventajas e inconvenientes en el acceso a la tecnología externa.


Respecto a las ventajas, nos encontramos: 

- Aumento de Competitividad: reduce el riesgo, el tiempo y coste en desarrollo,
- Acceso al Conocimiento: al saber y experiencia de profesionales, 
- Acceso a Infraestructura: instalaciones, activos tecnológicos, equipos... , 
- Reducción de riesgo técnico al aprovechar tecnología ya testada, 
- Reducción de tiempo de desarrollo de nuevos…

Relación entre la innovación y la tecnología

Imagen
Ninguna compañía por grande que sea,  perdura indefinidamente si mantiene un rumbo fijo y estático ante los acontecimientos del exterior.
Hoy en día existen  ya empresas que han hecho de la innovación uno de los principios de su funcionamiento, y necesitan disponer de conocimiento para abordar los retos que se les plantean; tradicionalmente el conocimiento se ha buscado dentro de la propia organización pero cada vez es más frecuente, y por diferentes razones preciso, buscarlo fuera de ella por lo que las universidades, organismos de investigación y centros tecnológicos se convierten en aliados estratégicos ya que les permiten avanzar en sus innovaciones aunque ello supone una serie de obstáculos que impiden el funcionamiento de la relación con la fluidez deseable ya que desde el tratamiento de datos, la cultura y misión de cada una de las partes, el desconocimiento del mercado de la otra parte con la que se trabaja, hace complejo y farragosa una relación tan necesaria como saludable para…

Resolver problemas en equipo empieza por escuchar bien

Imagen
La resolución de problemas es una habilidad,  no una disciplina académica.
La mayoría de los manager o gestores de personas, consideran que escuchar bien es una parte de su trabajo y creen hacerlo bien: no solo ayuda a clarificar el problema según lo ve quien lo presenta, sino que cimienta la confianza y fe requeridas para que el gestor pueda dar una ayuda real.


Escuchar bien es la base de la resolución correcta de problemas, ya que: 
* Cimenta la relación entre el gestor y el colaborador (necesaria para que ambos puedan resolver el problema). Para la resolución de problemas debe existir confianza, interés, y una comprensión compartida de los elementos involucrados; escuchar bien es una forma de cimentar una relación ya que está relacionado con la experiencia común de que cuanto más tratamos con personas, comprendemos su modo de vida, sus valores e intereses, más cerca nos sentimos de ellos (y esto es aplicable también a grupos, equipos) lo que nos permite establecer un vínculo a través d…

Relato de una época de disrupción

Imagen
Si no tuviera ya una actividad empresarial ¿la iniciaría a día de hoy? Y si la respuesta fuese no, ¿qué haría al respecto? Peter Drucker a Jack Welch

Creo que hay pocas cosas más motivadoras que ver una organización joven, una persona o un grupo que cambian las reglas de juego en su campo: una start-up que redefine un sector o una marca desafiante que consigue redefinir el mercado pero la realidad demuestra que es mucho más frecuente ver como una empresa consolidada lucha por recuperar su posición de dominio, o en muchos casos, por mantenerse en el juego de mercado en esta nueva era ya que pese a las muchas palabras de aliento y los presupuestos elevados destinados a tal fin, es muy compleja la tarea de llevar a cabo un cambio profundamente arraigado y sostenible en el tiempo, por causas muy variadas aunque principalmente por lo complejo que resulta que las personas que forman parte de la organización entiendan y asuman ese cambio con la rapidez y la integración que el momento requiere…