Es más importante cultivar su espíritu
que recortar sus sueños.
Robert Kiyosaki


He trabajado éstos días en un proyecto sobre voluntariado con adolescentes; dar una charla para ellos, y especialmente, preparar material para enseñarles como funciona la actividad empresarial a fecha de hoy es una responsabilidad y a la vez un honor.

Ésta frase introductoria era el eje propuesto para fomentar en ellos el espíritu crítico, acercarlos a la consciencia de la realidad laboral, evidentemente, intentando acercar el lenguaje al receptor: ¿cómo explicar a una persona preocupada por su acné y si le envía un whatsapp la persona que le gusta, que existe un mundo más allá de esa faceta personal, en el que nada vale tu físico, sino tu actitud... 

¿cómo desarrollar el gusto y la curiosidad de cada uno de ellos por crecer profesionalmente si en algunos casos, desde que tienen uso de razón, no han conocido nada más que el paro y los apuros económicos familiares? 

Banco Gratuito Pixabay
Considero una obligación de todos los que hemos conocido la actividad empresarial antes de la crisis, dar una visión realista de lo que es un trabajo, y que podemos esperar de él; en que medida podemos pedir y exigir, pero sobre todo, la capacidad de transmitir sacrificio en su justa medida: a ninguno de nosotros nada nos llega por casualidad, y detrás de cada éxito existe mucho trabajo y esfuerzo, ninguno hemos tenido la posibilidad de que nos viniesen a buscar a casa, y eso tampoco va a ocurrir con ninguna generación futura, de ahí la importancia de disfrutar con el trabajo, es decir, con la actividad por la que te pagan el dinero necesario para vivir.

Trasladar a un idioma de la generación millennial éste concepto ha sido realmente divertido, no puedo decir que exitoso (eso lo dirá el tiempo) pero la satisfacción de haberlo intentado, de conocerles y tener un coloquio (conseguir arrancar preguntas, y alguna risa) me hace creer que hay esperanza... para todos!!! ;)

Feliz semana,