"No se puede ganar una discusión. 
Es imposible porque, si se pierde, ya está perdida;
 y si se gana, se pierde". 
Dale Carnegie.


Ésta semana tuve la oportunidad de hablar con un cliente al que hacía mucho tiempo que no veía, y al tratar de ponernos "al día" y preguntar cómo iban las cosas en su organización, me sorprendió contándome un desajuste donde menos me lo esperaba; es evidente que son seres vivos, cambiantes, y que los ajustes también deben serlo y que hay que estar siempre preparado para poder corregir a tiempo.

No se puede nunca obligar a nadie a hacer algo que no entiende, que no quiere hacer... se puede persuadir, puedes intentar dar razones, hacer entender el por que una forma es mejor que la otra, pero jamás debes actuar desde la imposición o corres el riesgo de resquebrajar al equipo.

Debes sentirte fuerte y seguro, pero nunca puedes obviar las opiniones de las personas que te rodean, es el primer paso para el precipicio; si se rompe la confianza en el equipo es imposible conseguir objetivos y multiplicar resultados: conocer a las personas y saber en quién puedes confiar es importante, pero saber el grado de implicación de todo el equipo es un básico de quien aspira a brillar en el firmamento de los negocios.

Imagen gratuita Banco Pixabay
En su momento tratamos juntos el plan estratégico, pero en la actualidad y por un pequeño malentendido, lo que está en riesgo es el equilibrio del equipo; conseguir que sea de alto rendimiento, y que la motivación sea suficiente para no frenar el trabajo de todos se consigue a paso lento, y tranquilo: afianzando, pero que todo eso se caiga puede llevar menos de un minuto y por lo más insospechado, así que mejor, ante la duda, evita y si es necesario, da un paso al lado (no atrás) para poder continuar con más serenidad de conjunto.

Sabemos que gestionar desde el liderazgo no es fácil, y que una parte importante de tu trabajo es estar pendiente de las necesidades de los demás, unir y tender puentes, tal vez la parte más compleja de la actividad: pensar y aunar intereses, pero por eso, es la más necesaria: equilibrista de varias pistas, su función es siempre estar en la central.

Feliz semana!