Mi mayor motivación? Seguir desafiándome a mi mismo.
Veo la vida como la educación universitaria que nunca tuve.
Todos los días aprendo algo nuevo.
Richard Branson


Esta semana ha sido especial, lo ha sido por diferente, por ajetreada, por volumen de trabajo y por calidad del mismo: las exigencias se hacen notar y eso significa que algo haces bien, que estás por buen camino ya que sólo es perceptible cuando realmente tienes algo que aportar, algo que superar y mejorar.

Banco Gratuito Pixabay
Hablaba con un cliente de la importancia de estar “alerta” ante las nuevas señales de mercado, así que trabajando sobre un nuevo proyecto de estrategia acabando riéndonos juntos sobre la importancia de ser consciente de cada una de las cosas que nos ocurren en la vida: A veces, te encuentras en situaciones que ya has vivido (o así lo crees) y te das cuenta de lo importante que es tener una cabeza fría para atender a lo importante, sin perder tu capacidad para sorprenderte, y dejarte entusiasmar por cada uno de los regalos que la vida te puede aportar.

En el día a día a veces la prisa nos gana, nos puede la impaciencia y así se nos olvida que las pequeñas cosas son realmente importantes, y además, agradecidas: no se puede avanzar, ni ser feliz sin mirar a los lados y saber que comprendes lo que está ocurriendo alrededor.

La innovación en muchos casos, viene de la mano de ese aprendizaje, de esas pequeñas cosas hechas grandes y que nos pueden ayudar a gestionar de diferente manera nuestro día a día; mucho más fácil a veces que salir de nuestra zona de confort cómo planteamiento vital, es hacerlo como cambio escénico, así que es interesante tener la posibilidad, y aprovecharla cuando llega, o al menos, crear nuevos hábitos para generarlos… ¿te lo vas a perder?

Feliz semana