No intentes ser el mejor de tu equipo.
Intenta que tu equipo sea el mejor

Esta semana me ha tocado trabajar con un grupo de personas que quieren ser un equipo; digo esto, por que todos trabajan en el mismo espacio físico, para la misma empresa y respetan normas comunes, pero cada uno... a su manera.

Me fascina escuchar y observar el comportamiento humano y el razonamiento cuando nos sentimos seguros, y nos sabemos apoyados, y en este caso, de nuevo, he disfrutado mucho, y casi estoy por decir, que he aprendido yo, más que mis compañeros de aula.

Es difícil conseguir en 3 jornadas un cambio, pero ha sido suficiente para levantar espíritus y despertar conciencias; mezclar diferentes generaciones en un mismo trabajo genera además de la evolución y el aprendizaje, la frescura de ideas y al mismo tiempo, los errores repetidos por parte de unos y otros: la falta de modestia, y el exceso de ego son malos compañeros para generar una cohesión fuerte por que las visiones de las necesidades, derechos y obligaciones del equipo se perciben de maneras muy distintas, y además, poco complementarias.

Jugar a hacer novatadas, esquivar responsabilidades, son malas compañeras cuando se busca un equipo de alto rendimiento, pero sobre todo, son un error manifiesto para las empresas que quieren sobrevivir en el S.XXI.
Imagen Gratuita Pixabay

No se puede matar moscas a cañonazos, pero no puedes enseñar a los nuevos a costa de hacerles pasar siempre por las peores situaciones, ni jugar a dejar el trabajo más ingrato; no hay mejor forma de frustrar al recién llegado ni manera más sencilla de conseguir que la misión de la empresa se vea relegada a una bonita frase hecha en la página web.

Inténtalo, y de nuevo estarás consiguiendo que el talento tarde menos de lo que esperas en volver a salir al mercado, y dejarse seducir por cualquier otra organización que pueda cumplir sus expectativas.

La mejor forma de ajustar el mercado laboral, es asegurarnos todos, desde hoy mismo que le damos la oportunidad a cualquiera de las nuevas incorporaciones, por que haciéndolo nos la damos a nosotros mismos.

Feliz semana...