12 de diciembre de 2016

5 de diciembre de 2016

Cuando el futuro es pasado

Cuando el futuro es pasado
lunes, diciembre 05, 2016

Los intelectuales resuelven los problemas, 
los genios los evitan.
Albert Einstein


Cualquiera que lee estas entradas del blog sabe, que la tecnología para mi es un arma siempre al servicio de la persona y nunca al contrario; defiendo por encima de todo la complicidad de una mirada, de una mano que roza y la calidez de una sonrisa para que los problemas no se generen, o una situación complicada se pueda desenquistar.

Esta semana he trabajado con un cliente sobre la parte emocional del equipo, hacer partícipe a todos de la misma realidad es complicado a veces, y tremendamente enriquecedor en otras; hacer que las cosas pasen, dejarlas fluir y comprobar como las personas se relacionan sea on line u off line es siempre un aprendizaje para mi, básico para la cohesión y buen funcionamiento de un equipo que se precie de serlo.

Hemos trabajado las diferencias desde distintos ángulos, no sólo de perspectiva u opinión sino también de ejecución, y eso siempre permite que cualquier grupo cimente, el equipo cohesione y se desarrolle hasta niveles de alto rendimiento.

El reto suele ser apasionante, y no está a la altura de la comprensión de todos los miembros pero cuando el liderazgo es fuerte y arraigado, es genial formar parte de una nave que sigue el rumbo según los parámetros marcados, igual que los dados del Universo que se lanzaron, según dice la leyenda ;)

No existe (para mi) trabajo más agotador que el mental, la obligación de buscar solución a problemas que no se ven, a gestionar las emociones para que la parte física o analítica de cualquier persona esté 100% centrada, pero desde luego, tampoco existe ninguno más gratificante.

Existen herramientas, estudios, análisis, programas que en base a respuestas dadas en un test nos señalan personalidades, rasgos de aquellos que comparten espacio físico y jornada laboral a lo largo del día con nosotros, y aunque nos pueden dar pautas, ninguno de ellos nos puede ayudar a gestionar sino somos capaces de ver más allá de los datos, las expectativas y anhelos humanos van a ser los que determinen como nos relacionamos y las causas de nuestros comportamientos.

Banco Gratuito Pixabay
Alguien me ha recordado recientemente que actúo con "magia", que se ver más allá de lo escrito, y aunque efectivamente más allá del trabajo está la parte higiénica de pagar facturas, no existe mayor recompensa que no tener que trabajar, por que AMAS lo que haces; en mi caso, lo que amo, es utilizar mi capacidad (lo considero un don) para empatizar, ser asertiva y analítica para resolver... un compañero de proyecto siempre me dice, desde que me conoce y van ya 3 años,  que soy "descomplicada"... cada vez lo interiorizo más y lo pongo en valor! 

¿Te animas a compartir tu puesta en valor? 

Feliz semana,