29 de febrero de 2016

La loca vida de un freelance

La loca vida de un freelance
lunes, febrero 29, 2016


En la vida, lo que a veces parece un final
es realmente un nuevo comienzo.


Es casi ya obligado para mi hablaros desde esta ventana de mis aventuras y desventuras actualizando semanalmente los avatares con los que me voy encontrando; esta semana ha sido sin duda, llena de contrastes emocionantes y a la vez duros y complejos desarrollando el trabajo para el que como dice una de mis compañeras, tengo una habilidad innata: la gestión de personas.

Me ha tocado trabajar con un cliente la parte de formación, la acogida al puesto de un grupo de personas que hace 15 días comenzaban una aventura laboral, y de las cuales alguna, el Viernes abandonaba por no adaptarse a lo que se esperaba de su actividad, y especialmente, sus capacidades y habilidades personales.

Trabajar 8hs al día en algunos casos, 7 en otros conociendo que esperar de cada nuevo miembro de un equipo es agotador, pero a la vez resulta (para mi) muy gratificante, aprender a conocer las nuevas incorporaciones y valorar si van a encajar con las expectativas del cliente es estresante, y a la vez, la presión también es elevada, pero en definitiva, una forma más de entender el tránsito del mercado laboral desde el anterior paradigma de trabajo por cuenta ajena y el actual en que los profesionales cada vez más, buscamos y valoramos la capacidad para aportar, decidir, y en un momento dado, separar los caminos de los de nuestros partners, clientes, proveedores... para volver a retomar en otro punto de nuestras vidas.

El despido como tal nunca es grato, y a la vez es duro justificar para que sea al menos un aprendizaje, las razones que determinan esta decisión, pero a la vez es un camino de enseñanzas para quien lo vive, y espero que de retos y apertura de puertas a un futuro mejor, o al menos, consciente de que es diferente al que vivíamos hasta hace no muchos años.

Sin duda, ésta ha sido la parte agria de la semana, que como suele ocurrir en la vida de todo buen freelance, tiene su lado positivo en la presentación en sociedad de un proyecto largamente acariciado y trabajado, con todos los altibajos que supone una dedicación no exclusiva de un grupo de profesionales que tenemos claro que el mundo ha cambiado, y no queremos quedarnos sentados a esperar que otra persona, de nuevo, lo diseñe por y/o para nosotros; con esta filosofía de fondo surge RedActiva, abierta, colaborativa y funcional para poder seguir sumando y aportando con personas bien distintas a la realidad que nos toca vivir.

En todo esto mi enseñanza ha sido esta semana cuan diferente es la realidad en función del lugar que ocupas, que luchas por encontrar, y por supuesto, la cantidad de puertas y oportunidades que puedes encontrar hablando, preguntando, compartiendo, fantaseando y sobre todo, actuando...

¿hablamos? 


21 de febrero de 2016

Suma de talento para un único proyecto

Suma de talento para un único proyecto
domingo, febrero 21, 2016

El talento es importante, 
pero son las horas de práctica lo que hacen la diferencia.
David Fischman


Esta semana he iniciado un nuevo proyecto que me ha exigido mucha dedicación y trabajo de fondo; trabajar con un nuevo cliente siempre es complicado, pero hacerlo además de manera indirecta todavía es más complejo: el hecho de conocer de primera mano lo que se espera de ti suele resultar básico para poder cumplir al 100% con las expectativas de todas las partes, incluidas las tuyas!! 

Nunca es igual ni parecido, estar de un lado u otro de la mesa si eres formador, o por supuesto, si trabajas mano a mano para que el negocio crezca y se haga fuerte.

Me gusta creer que, después de haber tratado con tantos negocios y tantas perspectivas soy hábil marcando líneas, trayectorias y por supuesto, guiones de prioridades para que no fallen los planes y para ello imagino que no debo decir, las personas es lo que realmente te ponen en el buen camino.

En estos días que he trabajado la formación, he estado compartiendo tiempos con otra persona con la que era la primera vez que colaboraba, y tras 15mts iniciales vertiginosos para mi, he disfrutado mucho de compartir una visión tan pareja de lo que debe ser un trabajo que bordea la consultoria, haciéndose su mejor aliado y por tanto una de las armas más potentes que se pone a disposición de los profesionales que trabajamos como servicio externo: no imagino ya casi ningún trabajo que se precie si no tienes un conocimiento exacto del equipo con el que debes llevar adelante el proyecto, y por supuesto, si no puedes conocer de primera mano los talentos, poco ocultos en muchos casos, de los colaboradores.

Me ha encantado nuevamente verme de frente con formadores profesionales, los profes, maestros que tienen tanto poder e influencia en nuestra vida diaria siendo niños, y que no nos abandonan cuando somos adultos.

Me siento muy honrada y orgullosa por ello, siendo un público muy exigente, de haber salido bien parada y por supuesto, haber aportado mi granito de arena para que este proyecto que es la escuela pública siga sumando lo mejor de cada una de las partes implicadas y conseguir, como no puede ser de otro forma, lo mejor de nuestros pequeños locos bajitos.







15 de febrero de 2016

La empatia y el desarrollo profesional

La empatia y el desarrollo profesional
lunes, febrero 15, 2016

Nunca preguntes por quién doblan las campanas, 
por que están doblando por ti.
John Donne


Recuerdo perfectamente la primera vez que lloré... en el trabajo! Paradigma de toooodo lo que no debes hacer según me enseñaban una y otra vez en casa, en la Universidad (Empresariales), los compañeros de trabajo (compañía de seguros) y mis amigos.

Allí mismo, en aquel momento descubrí lo sola que me sentía, lo incomprendida, lo absurdo de una situación que se me antojaba irreal al querer aunar mi emocionalidad con mi parte profesional; supongo que ahí empezó a fraguarse en mi interior el deseo de trabajar sólo en un ambiente que me fuese propicio y por tanto, donde no fuese necesario llorar para poder desarrollarme en el ámbito profesional, y también supongo que ahí aprendí que para mi al menos, era mucho más importante tener un trabajo donde pudiese hablar, opinar, y aprender, que limitarme a repetir mecánicamente algún discurso que otro había preparado, o preferido poner en mi boca.

Recuerdo todavía como si fuese hoy el empeño en imaginarme débil, vulnerable y poco preparada para asumir responsabilidades simplemente por la incapacidad de alguien para no respetar o comprender las necesidades de sus colaboradores, y desde luego, no pasa un día sin que me pregunte si esa persona habrá aprendido en estos años, el valor de la empatia y la inteligencia emocional.

No es frecuente que las personas formulen verbalmente sus emociones cuando de entorno laboral se trata, pero es súper útil para ello fijarnos en los gestos no verbales, en las actitudes y en la imagen de quién te rodea; cuántas veces tienes a un colaborador con ojeras y sin su habitual sonrisa, y sabes que algo ha ocurrido, que hoy no va a ser su mejor día, y... ¿cómo actúas? intentas dejar para mañana todo aquello que puedes retrasar para que el esfuerzo hoy sea el justo, o por contra, eso no es tu problema, y si hay que cumplir, hay que cumplir y a trabajar se viene dejando en la puerta tus problemas personales, que aquí bastantes tenemos y no te pago para hablar de los otros? 

Banco Gratuito Pixabay
La magia que supone poseer esta habilidad radica en que ves claramente diferenciado la inteligencia académica de ésta, y hace gala de lo interesante que resulta la teoría de las inteligencias múltiples; forma parte de la pluralidad del mundo actual, y sobre todo, de la forma en que nos relacionamos y generamos relaciones con los que nos rodean, así que para el management es básico saber gestionar esta parte humana, si no has aprendido, o todavía no te lo has planteado ya llegas tarde, estás tardando en ponerte al día y actuar como un buen y capaz gestor, por que hoy en día más allá de JEFE, cualquier organización que se precie busca un buen gestor de expectativas personales y profesionales: de nuevo la pista central del circo radica en la habilidad de los mandos medios, y en ello se nos va una parte importante de la capacidad de desarrollo de cualquier negocio.

Se dice que las mujeres tenemos un grado más alto de empatia en general que el hombre, pero la realidad del día a día indica claramente que es una habilidad que se trabaja como cualquier otra, y de hecho el propio Martin Hoffman señala que en la empatia se asientan las raíces de la moral, del altruismo y en última instancia, el fundamento de la comunicación.

En mi opinión cualquier responsable de negocio debería saber, es decir, es OBLIGATORIO tener claro que en beneficio de todos, empezando por el negocio, cuanto más capaz sea de ponerse en el lugar del otro, más rentabilidad (y de eso se trata cualquier negocio, verdad? de conseguirla!) va a generar para el cliente interno, externo, y por supuesto, para el accionariado.

Hoy en día me siento agusto, y no he tenido que volver a llorar en ningún trabajo que desarrollo, pero me encanta que llegue esa situación en algún momento, para poder gestionar y trabajar esta habilidad con quien lo requiere; la próxima vez que veas llorar a uno de tus colaboradores, pregúntate que has hecho mal. 





1 de febrero de 2016

5 motivos para recordar a Pollyanna

5 motivos para recordar a Pollyanna
lunes, febrero 01, 2016



¿Qué harías si descubres que acaban de darle el puesto 
que desarrollabas "de facto" a alguien que está pensando en 
dejar el proyecto? 


Así desayuné esta semana con un cliente, una persona con la que trabajo me hizo esta pregunta sin darme apenas tiempo a quitarme la chaqueta cuando nos encontramos.

La primera respuesta, antes de analizar nada más es responder que dependerá de las expectativas de los candidatos valorar los pasos a seguir desde ese punto, ¿estás de acuerdo? 

Según esta teoría, si una persona tiene un alto grado de expectativas (y resilencia, añado) podrá enfocarse en pelear y mejorar competencias para la siguiente oportunidad, pero si tienes un grado bajo de expectativas, puedes llegar a abandonar el equipo al sentirte frustrado.

Hay cosas que no puedes cambiar, pero hay cosas que está en tus manos gestionar, y en eso Pollyanna es un personaje del que puedes aprender mucho a mi modo de ver:

1.- Una persona con un alto nivel de expectativas se proponen objetivos elevados y saben que deben hacer para alcanzarlos, y ese es el mayor responsable de resultados diferentes ante capacidades intelectuales parejas.

Banco Gratuito Pixabay
2.- La esperanza, la capacidad de creer en uno mismo y salir de cualquier situación y encontrar la forma de resolver problemas, pero no de forma ingenua, sino desde la creencia de que uno tiene la voluntad y dispone de la forma de llevar a cabo sus objetivos, sean cuales sean.

3.- El optimismo, que significa tener expectativas sobre que las cosas irán bien a pesar de los contratiempos y las frustraciones, impide caer en la apatía, la desesperación o depresión frente a la adversidad: dado un nivel de inteligencia, el logro no depende tanto del talento como la capacidad de seguir adelante a pesar del fracaso.

4.- Aprendizaje y flujo, a partir de las inteligencias múltiples, se considera el flujo y los estados positivos como la capacidad de enseñar con motivación desde el interior, no desde el castigo o las promesas de recompensa.

5.- La empatia, y es que cuanto más abiertos nos encontramos a nuestros propios sentimientos, más lo estaremos a comprender los de los demás y su carencia es un problema grave ya que la raíz sobre la que se asienta toda relación, brota de ella.


En definitiva, 30mts después de haber empezado esa conversación y desarrollado estos aspectos, hemos empezado a trabajar canalizando las emociones hacia un fin más productivo, tanto en lo personal como en el conjunto del equipo, y es que así se entiende el éxito de este personaje, que sin verbalizar ni "etiquetar" estos conceptos supo generarlos desde su situación desfavorable, y conseguir encandilar a millones de personas en todo el mundo. 

En definitiva, Eleanor H.Porter fue una adelantada a su tiempo, y está hoy de máxima actualidad aunque lo veamos desde los ojos de la inocencia y la infancia, pero nada más alentador que hacerlo desde ahí para saber todo lo que en los adultos nos falta por desarrollar...

Estás a tiempo para empezar por donde mejor te parezca, o por aquella de las habilidades que tengas menos reconocida.

Feliz día!!