Esta que para mi ha sido 
una gran experiencia...

Esta semana ha sido dura, una semana difícil en medio de una situación que hacía tiempo no vivía; me he encontrado gestionando un despido (presente en el mismo momento de la comunicación de la noticia) y he recordado cuando años atrás formaba parte de mi día a día, era "una gestión más" y una actividad de las habituales en mi quehacer diario.

He recordado un montón de cosas de golpe, pero sobre todo, he sentido lo poco consciente que somos los humanos de nuestra fragilidad, de cuanto nos cuesta reconocer que erramos, que también nos duele las decisiones en las que se nos incluye sin contar con nuestra opinión, y sobre todo, me ha recordado lo "absurdos" que llegamos a ser ante una situación irrevocable...

A veces, no vemos venir un adiós, pero otras veces, somos nosotros mismos quienes lo buscamos y provocamos; no voy a opinar sobre lo que es mejor o peor, pero es evidente que hay momentos en los que en vez del trabajo que tengo, me gustaría poder tener tiempo para trabajar con algunas personas las limitaciones de las que son siervas, y que además, son cadenas que no van a romper salvo con un proceso de mirada hacia dentro de si mismo, corriendo el riesgo de equivocarse en la misma piedra alguna que otra vez (más)

Hay 3 motivos que me parecen clara muestra de "alarma" cuando no encajas en un proyecto, que a la vez deben servirnos para agradecer esa situación: 

1.- Feedback, habitualmente una desvinculación va precedida de información sobre la razón por que no has encajado en el proyecto, y en función de lo que seas capaz de asumir, será la mejor y más rápida fuente de información.

Banco Gratuito Pixabay
2.- Oportunidad, de volver a empezar, de correr nuevas aventuras y tener a mano posibilidades que hasta ese momento eran negadas por la rutina.

3.- Gestión de auto conocimiento, es evidente que cualquier proceso en el que te hacen salir de un proyecto debe suponer una reflexión propia, una mirada al interior para saber exactamente que es lo que puedes esperar de ti mismo, o hacer tu parte de auto  crítica y conocerte mejor en tu próxima oportunidad.


No creo que sea ya una situación dramática, pero es evidente que es un punto de reflexión que debe llevarnos a mejorar como trabajador y persona, así que aunque no puedo decir que es lo mejor que te puede pasar, debemos aceptar que obligarnos a salir de nuestra zona de confort es un requisito indispensable en la actualidad, y si no somos capaces de hacerlo por nosotros mismos, no sabemos en que misteriosa forma puede llegarnos la ayuda... ;)