Lo muy lejano sólo es muy lejano,
 sino viajamos hasta allá.


Aceptémoslo, el mundo no está cambiando, lo ha hecho ya! y aunque a más de uno nos gustaría volver atrás, o tener la posibilidad real de apearnos del mundo actual, no es posible  ni lo uno ni lo otro.


Hablaba esta semana con un colega de la importancia de la capacidad de adaptación al medio, y de la forma tan abrupta en que ha ocurrido ese cambio, no sólo de trabajar sino de entender la vida; coincidimos trabajando en un proyecto con emprendedores, personas que han salido de un proceso de outplacement y que se ven en la obligación de empezar de nuevo, y que para su mayor incomodidad, se sienten obligadas, y no viven esa situación como oportunidad.



Ya he tratado de diferentes maneras este tema desde que tengo este cuaderno de bitácora, pero es verdad que cada vez me sigue sorprendiendo más al fijar la vista en el tiempo que se ha usado en asumir la era que vivimos y el marco en el que nos movemos, con más o menos éxito, claro!
Imagen Gratuita Pixabay

Se ha demonizado tanto la época de la información, la era del Big Data, todo lo que nos toca vivir, que es realmente complejo encontrar personas dispuestas a ver en un despido una oportunidad de reinvención, y por supuesto, para este grupo con el que estamos trabajando, nada bueno puede traer el final de una relación laboral "al uso", y por otra parte, tampoco les sirve un negocio como el outsourcing, que sin duda es otra de las bazas a tener en cuenta y que también es presente ya, no un futuro: es una forma cómoda, rápida y si se hace bien, muy útil para llegar a tu cliente y asegurar una forma, y muy digna, de vida.

Hablando con el equipo directivo, buscamos soluciones para estas personas en esa línea de trabajo y 5 de ellos están empezando a negociar seguir trabajando en la misma casa que los últimos 25 años, pero bajo otra forma jurídica y siendo sus propios jefes; nada malo ven en "probar" esta fórmula, y en mi cabeza, estoy deseando ver la evolución de la misma ya que creo una forma maravillosa de volver una necesidad virtud y poder aprender y generar no sólo tu puesto de trabajo sino:

* Aprender, aprender y aprender... sé que para muchos es un problema, pero para cualquier freelance forma parte de la vida el hecho de poder adquirir conocimiento, y creo firmemente que es muy sano para el cerebro mantenerlo activo.

*  Aprender a vivir con tus propias normas, tus sueños, tu forma de entender la vida, y de saber lo que quieres de ella adquiere otro sentido cuando se hace desde una perspectiva propia, con tu propio ritmo.

* Adquirir nuevas habilidades sociales, y descubrir que fuera de nuestros amigos, de "la pandilla" existe vida inteligente, y además, muy interesante! es fundamental aprender a relacionarse, a tener vida social sana y eso también nos ayuda a generar y saciar necesidades nuevas que, aunque en algunos casos cuesta mucho, son muy saludables.


Me siento cómoda, me gusta mi trabajo de estrategia para buscar soluciones y alternativas con personas que ante una situación de pánico vital, se sienten completamente descentrados y necesitan un aliento en el camino, pero sobre todo, me gusta ahora que puedo hacerlo en conjunto con la empresa para dar soluciones y útiles a cualquier persona; de nuevo me reitero, es definitivo, sólo concibo la vida desde la comunicación!!! 

Feliz semana.