Dios no sólo juega a los dados con el Universo, 
a veces los lanza donde no podemos verlos.
Stephen Hawking

Empezamos un nuevo año y por los proyectos en que ando inmersa me parece interesante recordar, a modo de aviso a navegantes, que hace tiempo que el management de ordeno y mando se acabó hace tiempo... no significa esto que las organizaciones se "desmadren" ni que cada uno tenga su propia estructura o trabajo aislado de los demás, pero es una obviedad que en la actualidad y como todos sabemos ya (o no?) las personas y el talento, son las peleas más duras que se van a librar en los próximos meses y años.

Es difícil encontrar a una persona cualificada y con visión, no obstante, son las más necesarias para cualquier proyecto que quiera fluctuar con éxito y los trabajos de bajo valor añadido están condenados al fracaso, están dejando de existir: hasta la publicidad que recibimos, la persona que está al otro lado de una línea de atención al cliente deja de ser un mero operador para convertirse en un canalizador de emociones, la experiencia cliente entra de lleno en absolutamente TODO lo que hacemos a diario, así que obviamente, nada que decir respecto a cualquier profesional o mando medio, gerente, CEO... de cualquier proyecto, ya que como todos sabemos también, desde hace mucho, son ellos por el tipo de actividad que desarrollan: estrategia, gestión, decisión, etc. los que marcan el devenir de todo el equipo.

Si realmente es necesario este tipo de personas, y sabemos en la empresa que suponen nuestra pelea más dura para ser competitivos, ¿En qué está fallando la gestión? ¿por qué con una tasa de desempleo tan elevada como la actual, siguen existiendo muchos profesionales que abandonan un trabajo por cuenta ajena para actuar por su propia cuenta? 

Banco gratuito Pixabay
No son tantos los llamados por el camino del emprendimiento, pero si muchos los que deciden no sacrificar más años de su vida por un proyecto que ya no les vincula emocionalmente, y usan su capacidad para intraemprender como paso previo a despedirse y trazar sus propias alianzas con el exterior y continuar su carrera de un modo más tranquilo, o como diría Sinatra, "my way".

Si todavía hay un tema que resolver en las organizaciones, y ante el que nunca llega el momento, por urgencias y escala de prioridades mal entendida, es la gestión del capital humano, así que de nuevo este 2016 mis energías se equilibran para seguir ayudando al management, volviéndolo fuerte en estas 3 áreas básicas para que funcione cualquier equipo y por tanto, para el éxito de cualquier proyecto: 

1.- La autorrelización: recuerda que para cualquiera de nosotros es importante el aprendizaje, el orgullo del trabajo bien hecho, y por eso también hay que asumir que es necesario tener libertad para experimentar, llevar a cabo nuestras propias ideas, y asumir que también van a llegar errores.

2.- La sinergia: en un entorno como el actual, de coopetición, es imposible triunfar a costa de los demás, sólo puedes hacerlo apoyándote en otros, así que es básico alinear las metas personales con la visión de la organización y del equipo.

3.- Gestión abierta: supone entender que todos los participantes buscan el éxito y asumir que entiende cada actor por el concepto éxito, algunos necesitan ser elementos pasivos, otros actores principales, algunos necesitan ser útiles, importantes... y cada uno debe recibir su cuota de atención, ya no se trata de una subordinación de saber sacar y utilizar, lo mejor de cada uno de nosotros y enseñar a modo de aprendizaje al resto del equipo las mejoras necesarias y de quién pueden aprenderlas.

Es obvio, que aquí estamos saltando ya el concepto de jefe a líder abiertamente, pero ese es otro tema  muy enlazado y mal definido (por etéreo e incompleto) en la actualidad, así que de momento parando en esta gestión, y como siempre, te pongo a ti a pensar: ¿qué otras cosas echas en falta para ser clave en este nuevo management que tanto está costando asumir? ;)

Feliz día!!