No es la especie más fuerte la que sobrevive, 
ni la más inteligente, 
sino la que responde mejor al cambio.
Charles Darwin


Nada más cierto dentro del trabajo que en la actualidad desempeñamos que la cooperación se convierte en un elemento básico, pero ¿Sabemos lo que es cooperación? ¿Cómo ayudar a nuestros equipos a cooperar? 

Estoy a vueltas con un proyecto de comerciales, en el que se supone que es un sector individualista por excelencia (yo vendo, tu mira como mis números son mejores que los tuyos...) y estamos afinando cosas que se pueden hacer y que están funcionando ya, para volver ese ambiente a priori hostil en algo más cercano y referencial para la mejora de todos los componentes.

Hay una "selección natural" que apoya la tesis de Darwin  que es la necesidad de que las piezas que tienes en un equipo deben compartir una visión, y aunque tu puedas ayudar a mejorar cosas, la  selección de nuevo, forma la piedra angular para trabajar en equipo: cualquier garbanzo distorsionador va a multiplicar daños, así que ten cuidado con a quién confías esa parte de labor, que tenga claro lo que necesitas para que el ambiente sea no sólo cordial sino multiplicador.

Hay varias razones para potenciar este tipo de trabajo, y diferentes cosas que puedes hacer para potenciarlo y que los resultados te asombren: 


1.- Apuesta por el debate. Deja mesas abiertas para que todos expongan su forma de trabajar y deliberar cual es más sana y enriquecedora.

2.- Enseña a obtener el máximo beneficio del trabajo individual y del grupal, a partir de la forma de cada uno: potenciar el trabajo con roles, y que todos los componentes lo conozcan, es básico para el éxito y en absoluto limitativo: se pueden variar lo que también es motivador y enriquecedor.

3.- Apoyar la creatividad en cualquier fase, no caer en la rutina y buscar siempre huir de la zona de confort es básico para ser crítico constantemente, y no perder el punto de vista analítico de mejora constante: la calidad es una máxima que se debe perseguir, la perfección una utopía que nos ayuda a ser mejores.

4.- El aprendizaje es colectivo, es imposible aprender todo sólo, y además de rápido es mucho más divertido hacerlo en equipo: la práctica es individual, para corregir y potenciar, pero la asimilación es mejor en conjunto.

Banco Gratuito Pixabay
5.- Combinar las nuevas tecnologías y su potencial con el trabajo que gestiona el equipo: desde el más mecanicista, sea por turnos, sea rotativo, existen hoy en día herramientas que nos ayudan a la puesta en común, y eso facilita la comunicación y redunda en la mejora del trabajo.


6.- Identifica con tus colaboradores las diferentes fases del proyecto, y por que son importantes para el conjunto, ya que eso facilitará la implicación de todos y cada uno de ellos además de mejorar la motivación al poder planificar las actividades.

7.- Aprender a trabajar con otras personas  es básico para abrir mente, es decir, pensar fuera de la caja: si tienes la posibilidad de cambiar de equipo, o hacer variar los equipos cada cierto tiempo, no lo dudes!!! saca a todos de la rutina y ayuda a potenciar las capacidades individuales dentro del equipo: es la mejor forma de que todos se conozcan, y aprendan a valorar y disfrutar de la diversidad.

Se me quedan muchas en el tintero, pero me encantará que la lista la ampliemos juntos, ¿cuál echas en falta tú y por qué?