Enciende tus talentos, 
Porque una debilidad es sólo 
una habilidad no desarrollada.


Ando embarcada esta semana en varios procesos de selección (es verdad que las cosas están cambiando, aunque no me atrevo a decir que a mejor, sólo cambian... proyectos diferentes, perfiles distintos, y también necesidades muy diversas, sin duda, mucho más que cuando estaba en el sector del trabajo temporal) que me están dando cancha para reflexionar sobre la importancia de la selección de personas en la actualidad.

Las cosas han cambiado, el mundo ha cambiado, y donde vivimos en la época de las máquinas, cada vez se da más importancia a la persona que está tras la máquina, eso es básicamente por lo que la época más tecnológica de la historia, requiere de las personas "más humanas" ¿Contradicción? En absoluto!! 

Hasta hace poco el ejemplo más claro era que a ningún niño le dejaríamos un arma de fuego para jugar (sigue estando vigente, claro!) pero en la actualidad, internet y el entorno 2.0 también ha provocado esa paradoja: cualquier empresa SABE que las manos del profesional que desarrolla su proyecto, sea cual sea las funciones que desempeñe, deben ayudar a que el engranaje funcione a la perfección, y que desde el auxiliar administrativo al gerente, deben estar focalizados para conseguir generar imagen de marca, experiencia cliente y estrategia en el corto, medio y largo plazo.

Banco Gratuito Pixabay
No se puede poner puertas al mar, y tampoco se puede pedir a estas alturas que personas o negocios "se conformen" y de ahí la importancia de hacer algo que realmente nos apasione, de lo que disfrutemos y en lo que realmente seamos buenos. 

No hay que asustarse por la competencia, nadie va a poder robarte NUNCA tus habilidades, tus capacidades, y sólo debes enfocarte en demostrar lo que te gusta y lo que eres capaz de hacer; leía hace poco una frase que me parecía terriblemente real, y es que una entrevista de trabajo no deja de ser una charla entre 2 mentirosos: todos quieren sacar su mejor yo, pero en cuanto la teoría tiene que llegar a la práctica... es fácil descubrir que no se corresponde con la realidad!

Es verdad que todos debemos pagar facturas, que todos tenemos obligaciones, pero no es menos cierto que pasamos en el trabajo muchas más hs que en cualquier otro sitio... la época de las condenas y cadenas ha finalizado, así que, por tu propio bien, deja de huir hacia delante, y empieza por defenderte a ti mism@: quiérete, valórate y a partir de ahí, pon toda tu capacidad a disposición de lo que te interese, nadie va a decir por ti a que te tienes que dedicar, ni tampoco aquello que te gusta hacer, el único límite es tu imaginación, y de eso, tienes para dar y regalar, eso es seguro!!!