Antes vender era una técnica, 
hoy es una ciencia.
Jürgen Klaric


Hace unos días hablaba con un cliente, y cuando íbamos a tomar un café después de cerrar la previsión de trabajo para este verano, reflexionamos sobre como y cuando nos conocimos...

No voy a trasladar por razones obvias el contenido de esa charla pero si rescato algunas de las reflexiones que me sorprendieron a modo resumen:

*Las redes sociales han cambiado la forma de preparar las visitas, y es que nadie es hoy capaz de recibir a un potencial proveedor, cliente, partner, sin haber hecho una visita a su muro de Facebook, o valorado su timelime en twitter.
Banco Imagen Gratuitas: Pixabay

*La nueva comunicación, exige una nueva forma de relacionarte con el cliente,  de manera inteligente y con mucha menos capacidad de apelar al coste económico sino a la parte emocional.

*Los valores, la responsabilidad social está en auge, el medio ambiente nos importa y cada vez más recogemos el guante de la sostenibilidad.

*La desinformación a la que hoy nos exponemos, se refleja directamente en la sobre exposición a la información que disponemos: tener más, no significa mejor. 

*La baja eficiencia de las visitas a "puerta fría" ya que nuestro tiempo se ha convertido en un bien imprescindible, una nueva forma de tiranía que debemos controlar y sobre la cual nos gusta tener poder; no esperamos que nadie "nos enamore" en la primera visita, sobre todo cuando no nos conoce y simplemente pasaba por allí...

Recordaba con él todas esas visitas que a lo largo de los años he ido haciendo, y con que sorpresa he ido observando estos cambios, incluso en la forma en que los filtros (secretaria/-o, compañero de departamento...) ha variado también la estética, la palabra con la que te frena, para cuidar de una forma clara su propia imagen corporativa.

No puedo estar más de acuerdo con la frase inicial, sólo que de momento, pertenece a las ciencias sociales debido a su falta de exactitud o de axiomas validos universales de los que partir para conseguir acuerdos o al menos, no discrepancias al respecto.