Las grandes personas, que son las buenas, 
son ante todo pródigas (...)
Hay que reir y llorar, amar, trabajar, gozar y sufrir;
en fin, vibrar todo lo que se pueda y en todos los sentidos
¿no consiste en esto lo verdaderamente humano?
Gustave Flaubert 

Esta semana tuve una reunión con un empresario al hilo de un trabajo que estamos llevando a cabo dentro de su empresa, y me resultó curioso a la vez que gratificante "derivar" el foco hacia el equipo humano, metidos como estamos todos en la escena diaria de productividad, ratios, KPI´s... 

Tras años trabajando por cuenta ajena en la empresa privada, algo de todos esos datos sé, pero también tengo claro que de unos años a esta parte, y sin que suene banal ni estúpido, el KPI más exacto y fiable que existe en cualquier organización es la motivación/ilusión/compromiso de las personas que la forman.

La eterna pregunta, la duda (hasta ahora) que siempre llega, es si se puede medir el compromiso, si las personas son tan importantes, viviendo como lo hacemos de un contexto de máquinas y tecnología como motor de nuestra vida; dejé que esta persona siguiese hablando, para al final de la conversación recapitular con él y poner en valor nuestra conversación, que en resumen manifiesta 5 puntos que confirman lo indicado al inicio: 

1.- Bajo índice de rotación, y lo digo no ahora que el mercado está contraído sino desde antes de que empezase todo este cambio de modelo: que las personas quieran estar (no que lo hagan por calentar un sillón) es un síntoma de que van a luchar con todos sus recursos para que su futuro laboral se mantenga.

2.- La mejora de competencias laborales individual se traduce en una mejora colectiva que redunda en la excelencia de actividad empresarial.

3.- El empoderamiento personal constata un desarrollo de habilidades y capacidades que redunda en el entorno que lo disfruta y se lo puede permitir.

4.- El mejor prescriptor de bien y/o servicio,  es una persona contenta y nadie puede serlo más, o resultar más confiable que una persona vinculada a la actividad.

5.- Las máquinas siguen estando bajo control humano, y éstas siguen siendo el latido de la tecnología, por tanto, tener personas válidas y competentes contigo ponen la nube, a tus pies...

Gioconda de la Domus 
Hace años, varios, los suficientes... se abrió en Coruña un museo interactivo dedicado al ser humano, y se conoce bajo el nombre de Domus; podría señalarte que el edificio, el conjunto es obra de personas, y que unidas han sido capaces de...

Podría, pero no lo haré por que lo que realmente forma parte de mi, y de este post, es que hay un cuadro en la entrada del edificio que da la bienvenida a cualquier visitante que llega con la sonrisa de La Gioconda, y ese retrato está formado por más de 10.000 personas, que sin conocernos de nada, prestamos nuestro retrato para la inmortalidad... nos unimos sin saberlo, para dar forma a la obra más reconocida de la historia, y que otros tantos siglos nos contemplen desde donde quiera que nosotros vayamos.

No le he contado a mi cliente esta pequeña hazaña de mi biografía personal, ya que las razones técnicas se antojaron suficientes para iniciar un proceso de trabajo en un ecosistema complejo, pero me alegra saber que en caso de ser necesario, siempre hay recursos a los que acudir... ;)