Si la inspiración no viene a mí
salgo a su encuentro, a la mitad del camino.
                  Sigmund Freud


Hace varios años que tengo un blog abierto, no éste, pero ha llovido desde el primer perfil en Facebook, en LinkedIn, Twitter...

Al principio tuve una reacción desconcertante en el entorno profesional ya que nadie conseguía entender por qué perdía el tiempo en redes, y la verdad, es que a veces, yo tampoco lo tenía muy claro.

Aprendí de manera autodidacta y a lo largo de estos años, sigo aprendiendo todos los días! pero lo que no ha faltado desde el principio, es la necesidad de entender como afectaría a la actividad comercial esta nueva forma de entender la vida.

Era ese momento cuando escuchaba a una persona que ya apuntaba hacia la importancia del consumidor, y que nosotros estábamos en el centro del mercado, dejábamos de ser meros espectadores pasivos; es posible que por eso, hubiese seguido insistiendo e indagando más y más sobre el funcionamiento del entorno 2.0, y en la actualidad, creo que cada vez soy menos conocedora de todas las aplicaciones y utilidades para cualquier persona que quiera vender, pero sé que la vida del comercial no volverá a ser la misma.

He experimentado en primera persona la venta a puerta fría, que siempre ha sido la más dura de todas ellas, y he ido aprendiendo el difícil arte de la negociación con los años, la experiencia, y la práctica, claro!! 

Banco MorgueFile Free
Creo que la venta en si misma hoy es más fácil, pero más dura la competencia, así que hoy en día se confirma que se necesita más preparación y mejor formación para conseguir tu objetivo.

Suma a todo esto el marketing y tendrás la llave para llegar al corazón del cliente.

¿hasta aquí estamos de acuerdo? Si es que si, espero que me ayudes a concretar y aclarar por qué cuesta tanto enfocar la venta de la empresa como lugar para trabajar.

Si el cliente está en el centro, tenemos el poder, ¿por qué las empresas no se esfuerzan en que seamos sus mejores prescriptores? ¿por qué cuesta tanto entender que si el colaborador gana, la empresa gana... ? y sobre todo! que si el colaborador está contento, no habrá forma de parar su boca a boca a favor de la organización... los beneficios llegarán de manera automática pero no sólo para los accionistas.

¿compartes tu opinión?