No te metas en un estilo particular 
para ser carismático, 
y no hagas nada 
que vaya contra tus valores.

A raiz del post escrito hace 2 semanas, De verdad el carisma ayuda a vender más? SI!  me han llegado varias reflexiones, comentarios, y alguna pregunta sobre mi forma de entender el carisma, así que tal vez, he dado un peso menor del requerido al tema por lo que aprovecho hoy para dar alguna pincelada más, sobre como percibo yo dicho atributo.

No creo en absoluto que el carisma sea un atributo de unos pocos "elegidos", sino que hay personas que nacen con unas habilidades intrínsecas para esta actividad, mientras otros deben trabajarlo de una manera más explícita y desarrollarlo.

Reconozco con facilidad diferentes estilos, y entre ellos los más existen ejemplos muy conocidos por todos, ¿damos una vuelta por ellos? 

Carisma de Focalización, la persona puede incluso ser introvertida, (un ejemplo lo tenemos el Elon Musk, cofundador de PayPal) pero cuando debe participar lo hace con presencia plena, y totalmente focalizado, sin decir una palabra es capaz de hacer saber a sus colaboradores que están siendo escuchados plenamente, ya que este tipo de carisma se basa en la percepción del presente, se valora a través de la conducta ya que se percibe rápidamente cualquier lenguaje corporal distraído y poco atento.

A Lifetime Photography
Carisma de Visión, hace creer a los demás, que se sientan inspirados aunque no le guste a los demás (un claro ejemplo era Steve Jobs), aunque no dejen de reconocer que este tipo de persona es no sólo carismática sino también visionaria; es rotunda y eficaz por que en un mundo en constante cambio nos aferramos y anhelamos algo sólido, pero transimitir este tipo de carisma requiere proyectar confianza y convicción plena en la causa, y está basado en el poder, y en cierta medida, en la cordialidad ya que debe incluir un grado de nobleza y altruismo; se valora a través de la conducta, lo que incluye el lenguaje corporal y la actitud; la apariencia importa mucho menos que en otros estilos.

Carisma de Bondad, Dalai Lama es un ejemplo claro de este tipo de carisma, y una de las razones de ello es su capacidad para irradiar una tremenda cordialidad y plena aceptación; es un tipo de carisma que se basa en la cordialidad, conecta con el corazón y hace que nos sintamos bienvenidos, apreciados, pero sobre todo, plenamente aceptados, y como en los casos anteriores, procede del lenguaje corporal, especificamente de los ojos, y para él es fundamental evitar cualquier tipo de lenguaje corporal de tensión, crítica o frialdad, pero acompañado con un toque de fuerza, ya que sino, se puede interpretar como un exceso de necesidad de complacer. ¿imposible? en absoluto con la práctica y las herramientas adecuadas!! y muy útil si necesitas crear un vínculo emocional, hacer sentir cómodo a alguien, o también para tratar con personas difíciles.

Carisma de Autoridad, la más poderosa, puede inclinarse hacia el bien o hacia el mal. Michael Jordan, Mussolini, Stalin, Colin Powell son algunos ejemplos, Se basan sobre todo en la percepción del poder, la convicción de que pueden influir en nuestro mundo, y se evalúa por cuatro indicadores que son el lenguaje corporal, la apariencia, el título y las reacciones de los demás y aunque todas ellas ocurran en menos de un segundo, el orden, es importante, y de nuevo, el lenguaje corporal triunfa sobre las demás. Este carisma depende, de lo seguro que nos sintamos de nosotros mismos, lo que se manifiesta en el espacio que ocupamos con la postura, la reducción de gestos no verbales y evitar rebullir constantemente, pero hay que tratarlo con cuidado ya que puede inhibir el pensamiento crítico de los demás, no invita a la respuesta, y es fácil que nos haga parecer arrogantes.

No existe un único modo de ser carismático, ni sólo uno es el adecuado para una situación, pero para decidir cual poner de manifiesto hay que valorar cada meta, situación y personalidad.