Los que se enamoran de la práctica sin la teoría, 
son como los pilotos sin timón ni brújula, 
nunca podrán saber a donde van...


Es una realidad que en la actualidad se trabaja de una manera bastante más habitual por proyectos, siendo un campo eminentemente práctico que huye de la teoría, por lo que se llega a no tener en cuenta nuevos métodos de gestión.


He diseñado una presentación en slideshare con el fin de que ayude a resumir las principales características de cada tendencia en la gestión de proyectos de la que os adjunto el enlace  Presentación de modelos de gestión y poder centrarme a continuación en otro enfoque, complementario: 


1.- PMI:

 Basado en estos 5 principios: 
* Buenas prácticas, 
* Elaboración progresiva, 
* Cinco grupos de procesos, 
* Nueve áreas de conocimiento, 
* Enfoque de procesos.


2.- SIX-SIGMA

Poca repercusión en la gestión de proyectos al estar más enfocada a procesos, a la calidad y eliminación de defectos; hay que reconocer que fue la primera orientada al cliente, y por tanto, precursora; su fuerte base estadística la hace poco atractiva para los responsables de proyectos.


3.- Teoría de las restricciones (TOC),  y proyectos: 

La teoría de restricciones se basa en lo débil que es la cadena, en función de lo débil que resulta cualquiera de sus componentes y esto se traduce en un rendimiento inferior al 100% en cualquier organización, debiendo tener en cuenta las dependencias en la secuencia y que ningún recurso tiene una fiabilidad del 100%: hay que proteger y administrar según el mercado del throughput (el throughput hace referencia a la velocidad con la que el sistema genera dinero a través de las ventas)

El TOC define 5 pasos para la gestión de un sistema:

* Identificar la restricción / limitación,
* Explotar la restricción, 
* Subordinar las demás políticas a esta decisión de explotación, 
* Elevar la restricción, 
* Volver a empezar si se identifica la restricción, dando así lugar a un proceso de mejora continua.

La aplicación del TOC a los proyectos nace en los 90, teniendo muy en cuenta que se ejecutan por personas y conviene recordar algunos problemas que se dan de manera habitual respecto a ellos, como la falta de cumplimiento de plazos, demasiados cambios, recursos no disponibles cuando se necesitan, discrepancias en las prioridades, exceso en los presupuestos...


4.- EL PENSAMIENTO LEAN:

Se orienta a una producción controlada, basada en demanda, motiva reducción de inventario, atención a las necesidades del cliente, basándose en el gran número de despilfarros (defectos en los productos, sobreproducción, procesamiento, movimientos de personal, transporte de productos innecesarios, diseño de productos o bienes que no responden a las necesidades del cliente) en cualquier sistema que intenta evitar esta filosofía, fundamentándose en 5 principios:


  • Definir el valor desde la perspectiva del cliente, 
  • Identificar el flujo de valor, 
  • Optimizar dicho flujo, 
  • Desarrollar un sistema Pull,
  • Búsqueda permanente de la perfección.

Cada vez la tendencia es mas aceptada a la inclusión del sistema TOC dentro del pensamiento LEAN ya que ésta última no es en si mismo una metodología, pero proporciona una forma de pensar que ayuda a clarificar y poner en orden los conceptos fundamentales para conseguir una mayor productividad y competitividad.