Existen 4 tipos de tecnología: 
derechos de propiedad intelectual, 
conocimiento científico, 
conocimiento técnico, 
y bienes de equipo.

La tecnología es un bien intangible y no existe un mercado organizado ni para ella ni para el conocimiento, aunque van agrupándose mediante iniciativas diversas para tener información potencialmente utilizables por las empresas.

El objetivo de transferir tecnología a la empresa es usarla en igual condiciones de beneficios que el centro que la facilita para sus propósitos de innovación y como no puede ser de otra forma, hay ventajas e inconvenientes en el acceso a la tecnología externa.


Respecto a las ventajas, nos encontramos: 

- Aumento de Competitividad: reduce el riesgo, el tiempo y coste en desarrollo,
- Acceso al Conocimiento: al saber y experiencia de profesionales, 
- Acceso a Infraestructura: instalaciones, activos tecnológicos, equipos... , 
- Reducción de riesgo técnico al aprovechar tecnología ya testada, 
- Reducción de tiempo de desarrollo de nuevos lanzamientos, 
- Reducción de costes: ahorro en inversiones y mantenimiento de medios.

En cuanto a los inconvenientes debemos tener en cuenta: 

- Disminución de capacidad tecnológica interna o estancamiento, 
- Dependencia tecnológica respecto a un proveedor, 
- Incremento de inversión al necesitar al proveedor para repuestos o componentes, incluso costes de transacción propios de acceso a la tecnología, 
- Restricciones a la competencia por restrinjir la oferta tecnológica o creación de monopolios, imposición de canales de distribución, etc.


Banco Libre OpenPhoto
Universidades y organismos de investigación son buenos suministradores de tecnología emergente, generalmente en estado pre comercial, no lista para su uso inmediato por la organización mientras los centros tecnológicos son más efectivas en este aspecto pero en ambos casos, hablamos de fuentes de conocimiento para la empresa capaces de suministrar la materia prima que les permite avanzar en el mercado a través de su mejora continua, su innovación.

Existen empresas que han decidido crear un área paralela a la actividad empresarial para rentabilizar el conocimiento y experiencia acumulada en años de trayectoria laboral y así desarrollar servicios o bienes a medida de las necesidades de sus propios clientes.

Tecnología y conocimiento son activos de magnitud internacional, y la única frontera es el interés propio, por lo que la propia dinámica competitiva de mercado obliga a que la transferencia tecnológica vaya de la mano de la cooperación a nivel internacional, aunque residiendo cerca de una gran región de conocimiento será más sencillo disfrutar y captar todas sus ventajas y aunque a priori pueda parecer que establecer una relación con este tipo de proveedor puede ser complejo, no tiene por qué si sabes como enfocar la relación, donde principalmente deben existir 3 puntos "de encuentro":

1.- La relación debe ser óptima. Fomentar la comunicación y el compromiso, mantener alta la motivación de colaboración es importante, y algunos aspectos a tener en cuenta seran la satisfacción con el desempeño del trabajo, el interés y la motivación en la colaboración, la calidad de la atención recibida y la cercanía personal, la facilidad de negociación y seguimiento de proyectos...

2.- Evaluación tecnológica. Hay 4 aspectos básicos a tener en cuenta y son los tangibles, intangibles, legales y los relacionados con la incorporación de la tecnología, según su impacto en el núcleo competitivo de la organización y su fácil uso.

3.- Alineamiento estratégico. Básicamente se trata de asegurarse de que la tecnología es la que realmente necesitas ya que aunque puede parecer absurdo, en muchos casos, el propio desconocimiento lleva a las organizaciones a comprar lo que no necesitan, y darse cuenta pasados unos meses al no adaptarse a sus expectativas ni necesidades, y hay que tener clara la viabilidad económica valorando el coste de proveedores frente a la incorporación interna de los procesos de I+D necesarios para generarla, al margen de otros muchos factores que afectarán a la empresa en el medio largo plazo, como la imagen de marca, la colaboración, el liderazgo, la identificación del colaborador con el proyecto...

Todo ello de nuevo, marca una pauta y un área de refuerzo de trabajo para la gestión de personas y su misión estratégica dentro de la organización. Mucho trabajo y nuevos retos por afrontar desde el alineación estratégico con el negocio que en determinadas organizaciones ya se desarrollan de manera exitosa. ¿conoces alguna? ¿experiencias por compartir?