Desde una visita para realizar una venta de servicios a cualquier encuentro por casual que sea en un acto de networking, supone un proceso de comunicación entre personas y es muy útil poder reconocer a nuestro interlocutor para tener éxito y provocar un acercamiento a otro individuo.

Cada uno de nosotros tenemos la obligación de actuar como nuestro mejor prescriptor, sea consultor o modo viajante, y tiende a buscar sus propios métodos basados mayoritariamente en intuición y apreciaciones personales, pero existen algunos métodos que pueden ayudar en la actualidad para conseguir conectar con otro ser humano desde la proxemica a la PNL.

Es muy frecuente que nos sintamos fascinados o incómodos ante una persona sin conocer el motivo, pero muy a menudo ocurre por su forma de gesticular, aunque a veces sea la mirada, los rasgos faciales, u otra característica física la causante de ese rechazo o afecto, incluso odio o amor, pero lo que es innegable que los movimientos, los gestos que hacemos influyen profundamente en la opinión que los demás tienen de nosotros, sean o no consciente de ello.

Los gestos bruscos, desordenados, incoherentes, tienden a desmagnetizar, agotan a la persona mientras los gestos armónicos cargan de energía, y es sabido que se puede conocer el carácter de una persona por la manera en que te da la mano: hay manos cálidas o  frías, duras o blandas, húmedas, secas, nerviosas o tranquilas...

La voz también es capaz de definir de golpe el carácter básico de una persona, por lo que nos ayudará muchísimo a conocer a nuestro interlocutor.

Banco Libre Open Photo
El lenguaje no verbal afecta fuertemente a las expectativas, y estas expectativas de conducta respecto a una persona tienden a cumplirse como si fueran una profecía (ya lo decía yo...) especialmente cuando hablamos de una relación profesor -  alumnos, entrenadores  respecto a sus equipos, etc. ya que en el examen de "pequeños trozos" del comportamiento no verbal en más o menos 30 segundos, se puede predecir el veredicto de los jueces o de un jurado.



La observación del lenguaje del cuerpo nos permite interpretar correctamente el pensamiento de los demás a través de sus propios gestos, y comprendiendo las señales no verbales podemos llegar a entender como podemos comunicarnos sin hablar, ya que es muy difícil mentir con el lenguaje corporal.

Hay que reconocer los principios básicos del lenguaje corporal, al menos por 3 razones principales:

* Para saber leer (decodificar) el lenguaje corporal de tus interlocutores.

* Para poder hacer (teatralizar) los gestos apropiados en cada momento y enviar así señales y mensajes adecuados a los interlocutores.

* Evitar hacer gestos que puedan delatar tus pensamiento o emociones tendentes al fracaso o al miedo, que puedan dejarte en una posición de debilidad en un entorno poco adecuado para ello.


Todo esto sin perder de vista que algunos de estos gestos son naturales o innatos, y otros aprendidos en el seno de nuestra cultura, así que ten presente estudiar el lugar geográfico en el que te vas a relacionar  ya que esto puede interpretarse de manera muy diferente según el entorno en el que te encuentres.