La creatividad está muy ligada a entornos cohesionados,
donde las personas se sienten cómodas y pueden expresarse con libertad.

La creatividad es fácilmente identificable, no pasa desapercibida en absoluto sin embargo es difícil definirla, entre otras razones porque nuestra tendencia natural es asociar creatividad con arte sin darnos cuenta que creativos existen en todos los ámbitos, siendo inviable el avance de la cultura y la ciencia sin ellos.

En la base de la inteligencia creativa está la capacidad para generar nuevas ideas a través de la combinación de elementos más o menos distantes conceptualmente, y para que la creatividad resulte útil debe encajar dentro de un contexto, y sobre todo si hablamos del empresarial ya que nadie duda de su importancia en las organizaciones, entre otras cosas porque está en la base de la innovación: para que aparezcan nuevos productos en el mercado es necesario que surjan nuevas ideas, y éstas no aparecen sin buenas dosis de creatividad pero también es importante materializarlas, con procesos operativos que las hagan tangibles, reales.

Luecke indica que el proceso de innovación va desde la generación de la idea a su comercialización, pasando las fases de reconocimiento de oportunidad, evaluación de la idea y desarrollo y lo cierto es que todas las fases contribuyen a la reactivación del tejido empresarial, de nuestro bienestar y calidad de vida.

Existe un binomio creatividad y empresa que debe ser tratado en una doble perspectiva:

1.- Creatividad en la Empresa, buscando aquellas áreas en las que se puede dar la creatividad, que permita definir modelos de gestión e incluso potenciarla para emplearla en determinadas circunstancias.

2.- Empresa creativa, que lo es por defecto y no por seguir pautas de técnicas de trabajo de grupo que favorezcan la creatividad sino porque usando todo el potencial de nuestro cerebro podemos llegar a ver las cosas de múltiples formas.



Hay diferentes razones para usar la creatividad como herramienta realmente válida que deben ayudar a las empresas a apostar de una manera real por ella y no solo sobre el papel como valor políticamente correcto en la actualidad, y entre ellas están:

* En un mundo empresarial dinámico como el actual el éxito está en teniendo la misma información, seguir un camino diferente.

* La reducción del ciclo de vida de los productos obliga a reinventar lo que hacemos y la manera en que lo hacemos.

* La mayor competencia y aparente saturación de los mercados obligan a generar ventajas competitivas endógenas a la organización.

* Permite anticiparse a los shocks exógenos y a cambios en el entorno y aprovecharlos en lugar de combatirlos, reduciendo la incertidumbre en cuanto a la evolución de la empresa.

* En una estrategia de diferenciación, esta será una de las principales marcas de identificación.

Se debe tener en cuenta que muchas técnicas creativas cuentan con la aportación de un grupo ya que podemos poner a prueba nuestras propias ocurrencias frente a otras personas porque más individuos implican más y distintos puntos de vista, multiplicando el potencial creativo y ayudándonos a construir ideas grupales con las aportaciones individuales pero el grupo debe estar cohesionado para que esta actividad funcione, ya que si no hay confianza entre los miembros las ideas serán de poco valor, no se generará debate que sabiendo gestionar conducen a ideas o soluciones de aceptación y construcción común.

La evidencia de lo anterior provoca una reflexión adicional sobre la importancia de la cohesión de un equipo de trabajo ya que cuanto más alta sea, las personas se sentirán más relajadas, seguras de sí mismas  y ponen más energía en el grupo que en ninguna otra actividad.

¿no deberíamos dedicar una mayor parte del presupuesto y esfuerzo a conseguir una mayor cohesión del equipo para aprovechar todo su talento creativo?