Hace tiempo que espero,( es un hecho que al margen de la crisis financiera, lo que estamos viviendo es un cambio de era) por activa y pasiva el reconocimiento de la evidencia, y en ese sentido, van surgiendo actitudes, comentarios o bien algunos hechos que nos demuestran lo que comento de una forma tangible y palpable.

Crecimos en una difícil paradoja en la que nos encontramos una educación y formación tendentes a que lo diferente era malo, era "el enemigo" y nosotros habíamos nacido para ser "buenos chicos" , buscarnos un trabajo estable, un marido o una esposa con la que formar una familia al uso, y esperar nuestra jubilación para irnos de vacaciones, y en medio un montón de Domingos de barbacoa y playa, o chiringuito y pescaíto frito, según el área geográfica donde te muevas...

Hace años que el mercado laboral y que nuestro entorno social no se mueve en esa dirección, y es complicado explicarles a personas que ya han cumplido los 40 que hoy en día, lo que está moviendo el mundo es precisamente la reflexión contraria a aquella en la que han sido educados; hoy en día se estila la innovación, la creatividad, el dar el salto a lo desconocido y olvidarse de sillones de cuero y reposabrazos que te acaban atando a un puesto de trabajo de cuyas funciones hace ya mucho tiempo te has olvidado por falta de interés, lo haces porque te pagan por ello, no porque creas en el aporte de valor que puedes darle.

Llevamos la búsqueda de la felicidad donde ninguna generación previa se había atrevido, esto es, al límite de la vida profesional que hasta ahora era un terreno pantanoso para pocos más allá de artistas y el llamado "mundo del faranduleo" donde las connotaciones vejatorias siempre han estado a la orden del día, y que sin embargo han sido siempre los que se han caracterizado por ser personas que realmente "aman lo que hacen" ¿te suena la frase? ;)

Tal vez, si tuviese la posibilidad de ver todo lo que está ocurriendo por un agujerito en la pared, te diría que así lo estaba viendo yo también, tal vez aburrido, tal vez soso o tal vez, solo tal vez, no sería mi ubicación ideal la que estábamos viviendo, pero convivo cada mañana con un pensamiento: el nuevo sobresalto que me encontraré en el día, y a diferencia de lo que ocurriría hace 20 años, me río... no puedo dejar de reírme ya que estoy siendo protagonista de una película cuyo final llegará cuando yo no esté aquí para verlo pero en la que me estoy divirtiendo mucho sin duda, unos días más que otros, pero realmente no puedo decir que me aburra... ¿quién da más?

En alusión a todo esto que comento de como ha cambiado el mundo, posiblemente ni Eva Collado ni Andrés Ortega son personas que hace 10 años llegasen a plantearse el cambio cualitativo tan importante que iban a dar en la actualidad, y seguramente si se lo preguntasen en aquel momento te dirían que estabas loc@ por plantearles siquiera la posibilidad de sumarse a un proyecto como Humanova, que a su vez en ese momento ni existía salvo en alguna cabecita, como una semilla en ciernes, una idea que bota y rebota en función del día...

Cada uno de ellos en un puesto de responsabilidad, en la cima de esa estructurada vida laboral, ¿por qué iban a plantearse semejante salto??

He podido comprobar tirando de hemeroteca que hace menos de 10  años que Alicia Pomares y Virginio Gallardo que como tú o como yo, tenían sueños, ganas, ilusión...  aportaron su tiempo para dedicar en cuerpo y alma su energía a que este proyecto saliese adelante,y posiblemente ni ellos eran conscientes de lo que se les venía encima.

Hace relativamente poco Eva comentaba al iniciar su blog que un año y medio atrás no era nadie en las redes sociales, y posiblemente tampoco tenía la repercusión que el 2.0 haya podido generarle; cada uno de ellos tendría su vida establecida en sus puntos de origen Barcelona y Madrid, y en sus círculos seguro eran conocidos, más allá de ellos... ¿quién iba a pensar en el director de rrhh de una empresa? solo la competencia o el abanico de posibilidades a su alrededor; tal vez, ni siquiera los nuevos compañeros de trabajo se conociesen hace poco más de un par de años, cuando ellos comenzaban a usar las redes sociales...

Por otra parte tengo siempre presente una iniciativa creada por y para desempleados, No queremos ser portada de los Lunes al Sol,  aunque en el camino y su creación nos esté arrastrando un poco a todos, no por compasión sino por devoción en mi caso... ¿acaso Ana Moruga, Julio Amigo, Emma Gómez, Alberto Barranco,Floren Vallinot, Sara Azogue, Javier Pérez, Miguel Angel Alonso y en definitiva todos los "culpables" de esta puesta en marcha tenían planeado semejante puesta en escena? Posiblemente, ese par de años atrás estarían trabajando en muchos casos, o iniciando su nueva vida como desempleados sin olerse todavía el largo camino que iniciaban...

Dos formas bien distintas de conectar y consensuar fines en el marco de este entorno virtual, pero... ¿no crees que el mero hecho de usar estos medios ya es innovar? ¿no te parece que es una forma de salir de tu zona de confort pero a lo grande el hecho de exponer, y exponerte cada día varias veces, para saber si sigues contando con el favor del público?

Mas allá de SEO, de posicionamiento, de rebotes... más allá de todo eso quedan las personas, aquellas que le dan alma a cada proyecto, que provoca sinergias y genera simpatías.....

Tras todo esto, yo me pregunto, ¿seguimos estando en crisis? posiblemente a ninguna de las empresas abandonadas por cada uno de estos profesionales les costará mucho encontrar pronto un reemplazo,  que serán personas motivadas, felices por tener una oportunidad en un momento como el actual, pero que no nos engañemos, dentro de un tiempo, cuando encuentren su Humannova particular se irán.

Por otra parte, cada uno de los iniciadores de No quiero ser PLS también van abandonando a medida que encuentran una opción laboral (tal vez alguna de las que van dejando las personas que se van a las organizaciones, y dejan empresas) que les interesa, pero dejan su aporte y semilla en esta nueva revolución del trabajador no remunerado, por que vaya si el equipo trabaja! una sincronizacion casi suiza y una vinculación y aportación social con poco parangón...

Banco Gratuito Pixabay


Me alegro enormemente por los equipos que se han formado, que se están creando y por todo lo que podrán hacer en favor de que las empresas entiendan que la solución no es tirar de talonario, pagar un poco más o un poco menos, flexibilizar los horarios, y es que no nos engañemos, este no es el problema.

El verdadero problema de la empresa sigue siendo que la conforman personas, que tienen necesidad de ser oídas, de compartir, de expresar, de gestionar y de aprender, de desarrollarse, en definitiva! de formar dentro de su organización su propio entorno 2.0 para tener visibilidad, para no ser víctima de censuras,  de reconocer abiertamente cuando una idea de otro es mejor, pero desde el diálogo y no la imposición.

¿crees que alguna de estas empresas se habrán dado cuenta ya del problema que tienen? Posiblemente todavía están pensando quién dará la orden de pago este mes, o a quién envían al SMAC ante la próxima conciliación, y en tanto, organizaciones como su nuevo destino se siguen nutriendo de profesionales, gente sin miedo a ser oídos y criticados (va con el cargo) para que cuando la nueva era esté ya definitivamente focalizada puedan ser pioneros en otra forma de gestión hasta ahora desconocida en la práctica: la horizontalidad ha llegado a la empresa, y viene pisando fuerte... pero ¿quién se lo hace entender a los CEOs, y equipos directivos tradicionales?

Por otra parte, crees que los miembros de No quiero ser PLS ahora volverán a formar parte de una empresa al uso sin echar de menos esta aventura, sin ver en esta opción que no deja de ser la del emprendedor, una opción de futuro?


Agárrense amigos que vienen curvas!!! ;)