No me canso de repetir lo afortunada que me siento de vivir en la época que nos ha tocado; hace años que estoy incorporada al mercado laboral, y me ha  tocado re-evolucionar del estado de la revolución industrial a la era que estamos viviendo.

No pretendo contar aquí "las batallas del abuelo" pero me resulta muy atractiva la idea cada vez que la recuerdo, de cómo se han roto las barreras en el área de la comunicación y lo poco conscientes que son todavía algunas organizaciones.

Debo reconocer y casi confesar, que me he ido de un trabajo por estar en manifiesto desacuerdo con mi superior jerárquico en el ámbito de las relaciones profesionales, o como se entiende lo que debe ser una cooperación entre profesionales; el rango era distinto, pero el objetivo se suponía común... hacer de la organización un lugar mejor sin ser una ONG pero donde se pudiese y se QUISIESE trabajar, conseguir que fuese objeto del deseo para cualquier candidato.

Durante mucho tiempo viví esta situación como una especie de estigma personal, no era capaz de contarlo en una entrevista y por supuesto era un deshonor del que huir como una enfermedad, y grave!

Hace tiempo descubrí que mis parámetros como profesional tenían poco que ver con el Taylorismo, y que si no me iban a pagar por pensar, era el momento de que no me pagasen! He vivido un momento de terrible confusión, de no saber exactamente cómo solucionar el problema con el que convivía y para mi satisfacción he empezado a ser consciente, de que simplemente he sido una adelantada a mi tiempo!

Banco FreeImages
Hoy en día me encanta comentarlo y reírme, tener la posibilidad de recordar con cierto "cariño" aquel momento en el que alguien sentía amenazado su puesto de trabajo por mi mera presencia y sigo preguntándome que estará siendo de la vida de aquella persona, la verdad es que le debo mucho! aprendí justo lo que no debe ser un equipo de trabajo, y como valor adicional he de confesar que ha sido el motor para el cambio personal que ha venido después: la evolución y la firme apuesta por la era del talento.

Para una mención aparte me he dejado la M que se conoce con esta letra por muchas de las características que les acompañan: multimedia, movilidad, multicanal, multitarea... En definitiva, no es otra que la generación de los que conocemos como nativos digitales.

Tienen los valores muy claros,  son auténticos y no tienen miedo ni vergüenza a exponer sus sentimientos en público, dándoles un gran valor a la lealtad; disfrutan de todo, y como máxima tienen la felicidad.

Están acostumbrados a un servicio 24hs, 7 días por semana, son concretos y si algo no les gusta lo descartan:  son muy críticos por que han crecido rodeados de estímulos y eso les hace ser muy selectivos, lo cual no deja de suponer un reto para los que nos relacionamos con ellos, tienes que estar a la altura y no se admiten errores, aunque son tolerantes.

La tecnología está integrada en su actividad diaria, la usan para socializarse y para el trabajo, diversión o relajación. Son sumamente competitivos, y usan los medios como herramienta de poder y reconocimiento, necesitan compartir sus vivencias de manera constante, experiencias, emociones, todo ello en tiempo real, e incluso llevar a cabo acciones solidarias de cualquier índole para tener protagonismo y reconocimiento social, y tienen un gran protagonismo en el mundo de la comunicación, conviviendo en el mercado con otros grupos que tienen mayor edad y un poder adquisitivo más elevado que ellos. 

En cuanto a las generaciones X, Y, Z... todas ellas me parecen un reto y casi una obligación en cualquier ecosistema que quiera considerarse sano, aunque solo me queda una reflexión: tengamos siempre presente, con cualquier generación que compartamos, a la que formemos, o de la que aprendamos que todos somos personas, y que el

A             (dmiración)

B             (uenhacer)

C             (omplicidad)


Nos iguala a todos los seres humanos, así que solo necesitas saber  con cuál de ellos tienes alguno de estos rasgos en común y de manera recíproca, para saber quiénes forman parte de tu equipo sea laboral o personal, no renuncies a nada ni nadie porque una letra os separe!!