"Los empresarios no pueden limitarse a comprender
mejor a los diseñadores,  debe trabajar como diseñadores"
         Roger Martin, decano de la Rotman School of Management


Cualquier emprendedor sabe que cuando nos ponemos a diseñar nuestro proyecto, llega uno y un millón de momentos en los que nos atascamos, no sabemos por donde seguir, y hay que volver a reorganizarse para no tirar la toalla y darse por vencido (atrás ni para coger impulso, ya sabes!)

En uno de esos días llegó a mí la reflexión con la que inicio este post, de que los empresarios somos, muchas veces sin ser conscientes, diseñadores... de nuestro negocio, de nuestra vida, de nuestra empresa y todas estas actividades están supeditadas a una compleja trama de factores, desde la competencia o la tecnología hasta el entorno legal, y cada vez, con el plus de hacerlo en entornos inexplorados y/o desconocidos, así que resulta evidente que los emprendedores y/o empresarios, necesitamos herramientas para complementar los  conocimientos empresariales.




He recopilado las técnicas que conozco, y comparto con mi propia aportación sobre cada una:

1.- Aportación de clientes, es difícil que las empresas tengan en cuenta la perspectiva del cliente aunque se gastan mucho dinero en estudios de mercado, pero cuando tú estás emprendiendo es una de las mejores y más baratas fuentes de información que te vas a encontrar, o bien, cuando trabajas en mercado saturado y buscas nuevas vías de negocio: tienes que comprenderlo, su entorno, rutinas, lo que les preocupa y ansían...

2.- Ideación, en este caso hablamos de ir escribiendo notas, dejando un reguero de aportaciones que aunque de entrada estén inconexas luego nos ocuparemos de ir aunando, o desechando todas aquellas que nos sobren, es un desorden que a nosotros nos sirve, que nosotros dominamos y nos inspira de alguna manera, es un proceso en el que generamos un número  elevado de ideas para modelos de negocio, y elegir las más viables, las mejores.

3.- Pensamiento Visual, en este caso se trata de usar herramientas visuales: fotos, diagramas, notas... y crear así significado y debate, y es que la representación gráfica transforma los modelos! Cada modelo requiere distintos niveles de detalle, en función del objetivo de cada uno.

4.- Creación de prototipos, igual que el pensamiento visual esta técnica también vuelve tangible un concepto, y facilita por tanto la exploración de nuevos modelos de negocio; suelen ser punto de convergencia empresa / diseño, y desde hace menos entró en áreas como servicios, estrategias y organizaciones.

5.- Narración de historias, es una técnica infravalorada, y sin embargo, desde que somos pequeños nos cuentan historias, cuentos... y tiene un gran poder sobre nosotros desde niños!
Sin embargo, cuando tenemos una empresa es como si perdiese toda esencia contar historias, y sin embargo, es un arma muy potente para llegar a persuadir a un cliente...
Describir y comprender los modelos de negocio puede resultar complicado por su naturaleza, y esta técnica desafía el status quo de las organizaciones, y obliga a abrir la mente a nuevas posibilidades:  materializas lo nuevo,  aclaras todas las posibles dudas cuando presentas la idea al público, e implicas a las personas.

6.- Escenarios,  pueden ser tomados como guías para desarrollar modelos de negocio a partir de los existentes, y pueden diferenciarse aspectos relacionados con el cliente: como se usan los bienes y servicios, y en el otro escenario se describe el entorno de un modelo de negocio que competirá en el futuro, y así, se ayuda a los innovadores a reflexionar sobre el modelo de negocio más adecuado para los diferentes escenarios futuros.

¿qué opinas? ¿has probado alguna o varias? ¿Con cual te quedas o te ha sorprendido más? ¿te han resultado útiles?